Salud

Las causas del conteo bajo de glóbulos blancos

Escrito por robert karr | Traducido por valeria d'ambrosio
Las causas del conteo bajo de glóbulos blancos

La disminución de los glóbulos blancos puede tener muchas causas.

Duncan Smith/Photodisc/Getty Images

Existen múltiples causas para el conteo bajo de glóbulos blancos. En la mayoría de los casos, aunque depende del tipo específico de glóbulos blancos, los síntomas son reconocibles. La mayoría de los síntomas están vinculados con los resultados típicos de una enfermedad o proceso infeccioso. Sin embargo, se necesita de un análisis de sangre detallado para identificar la causa exacta de la disminución de estos glóbulos.

Otras personas están leyendo

Importancia

La médula ósea produce glóbulos blancos (leucocitos). Normalmente se producen alrededor de 100 mil millones de ellos al día. Los análisis de sangre miden el nivel de leucocitos en términos de cantidad por microlitro de sangre. Por lo general, el valor normal es de entre 4 mil y 11 mil leucocitos por microlitro. Si por algún motivo este valor disminuye a menos de 4 mil, es señal de la presencia de una enfermedad, y hace que la persona se encuentre más propensa a contraer infecciones.

Tipos

Existen cinco tipos de leucocitos: neutrófilos, linfocitos, monocitos, eosinófilos y basófilos. Los neutrofilos constituyen las defensa del organismo contra las bacterias invasoras, y las infecciones fúngicas. Alrededor del 45% al 75% de los leucocitos en la sangre son neutrófilos. Un valor escaso es aquel que está por debajo de los mil por microlitro. Los linfocitos representan del 20% al 40% de los glóbulos blancos. Cuando este valor desciende por debajo de los 1.500 por microlitro, puede que no existan síntomas, pero aumenta el riesgo de infección. Los monocitos constituyen una pequeña fracción de los leucocitos, del 1% al 10%. Un nivel saludable varía de 200 a 600 partes por microlitro. Los eosinófilos representan aproximadamente el 7% de los leucocitos en la sangre. Un nivel bajo puede no causar síntomas específicos. Los basófilos pueden variar de 0 a 300 partes por microlitro.

Características

En total, se conocen al menos 31 causas diferentes para el conteo bajo de glóbulos blancos. Entre ellas se incluyen la leucemia, la anemia aplásica, la quimioterapia, la radioterapia, el lupus, las insuficiencias hepáticas o en el bazo, y varias enfermedades que pueden padecer tanto niños como adultos, tales como el sarampión, la gripe, la malaria y la fiebre tifoidea. Algunos fármacos, como el clorhidrato de doxorrubicina, la ceftazidima y la clorpromazina, así como también la interacción de medicamentos pueden conducir a la leucopenia. Un nivel bajo de linfocitos puede ser causado por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Los tratamientos con corticosteroides, la quimioterapia y la radioterapia para combatir el cáncer, también pueden conducir a esta afección. También puede ocurrir durante un episodio de estrés agudo. Los niveles bajos de monocitos tienen lugar cuando alguna bacteria libera toxinas, o por la quimioterapia o los corticosteroides. La disminución de eosinófilos puede ser causada por el síndrome de Cushing, un trastorno de las glándulas suprarrenales, o producido por el estrés.

Identificación

La cantidad de glóbulos blancos en el organismo se mide a través de un análisis de sangre denominado conteo sanguíneo completo, que comúnmente se abrevia CSC. Cuando se necesita o se desea conocer la descomposición de cada uno de ellos, se denomina fórmula leucocitaria. El recuento se puede realizar de manera manual o automática. El recuento manual, implica colocar una mancha de sangre sobre una transparencia y contar e identificar el número específico de glóbulos. El recuento automatizado, si bien es más rápido, no se considera tan preciso.

Efectos

Los niveles bajos de glóbulos blancos tienen diferentes síntomas y causas. Un descenso de neutrófilos se denomina neutropenia. Por lo general, se desarrolla cuando la médula ósea no puede producir la cantidad suficiente para reemplazar a los que son destruidos por infecciones bacterianas o virósicas, alergias, algunos fármacos, cáncer o radioterapia para tratarlo. Cuando los neutrófilos están por debajo del nivel normal, la persona es más propensa a contraer enfermedades infecciosas. Como los monocitos se convierten en macrófagos, que son las principales células depuradoras del sistema inmune, su descenso puede afectar la inmunidad. Lo eosinófilos también desempeñan un papel importante en el sistema inmune, por lo que su disminución tiene resultados similares. Los basófilos intervienen en la inmunidad y la curación de heridas, por lo que un conteo bajo puede afectar estos procesos.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media