Causas de dolor en la parte posterior del cuello

Escrito por amber keefer | Traducido por pei pei

Otras personas están leyendo

Causas de dolor en la parte posterior del cuello

Mejorar tu postura puede ayudarte a aliviar el dolor en el cuello.

Tom Le Goff/Photodisc/Getty Images

Definición del dolor

El dolor en la zona posterior del cuello se describe como una molestia constante que se presenta en la base del cráneo. La rigidez de los músculos y el dolor intenso que irradia hacia el brazo o la cabeza, son síntomas comunes de las lesiones y las crisis dolorosas en el cuello. Es también común que durante estos lapsos, los músculos se sientan duros y tensos al tacto. Algunas personas incluso experimentan debilidad en los hombros y los brazos o hasta una sensación de hormigueo en los dedos. Las molestias pueden ser leves, sin embargo, en algunos casos, llegan a ser severas e incapacitantes. La información publicada por la American Chiropractic Association (Asociación Estadounidense de Quiropráctica o ACA por sus siglas en inglés), enumera las lesiones, la estenosis espinal, la mala postura, la debilidad en los músculos abdominales, la enfermedad degenerativa de los discos, la osteoartritis y la obesidad, como las causas más probables del dolor en el cuello.

Problemas de postura

La mala postura de la cabeza y el cuello puede causar dolor que genera jaquecas por tensión. Los músculos del cuello ponen un exceso de presión sobre ciertos nervios sensoriales y motores que van a la cabeza. Al inclinar la cabeza hacia adelante y al girarla, se puede hacer que los músculos en la parte frontal del cuello se estiren mientras que los de la parte posterior se acorten. Estos músculos tensos añaden un exceso de presión sobre el nervio occipital. Por otra parte, cualquier posición que eleve el hombro y haga que la cabeza se incline, hace que el músculo que va desde el hombro hasta el cuello se estire más allá de su límite natural. Esta es la razón por la que mirar una pantalla o monitor colocado ligeramente hacia un lado o al sostener el auricular de un teléfono entre el cuello y el hombro, puede causar dolor en el cuello. Es posible que mejores tu postura corporal de manera considerable -y por ende, tu condición dolorosa-, al procurar descansar tu peso sobre tu espalda y al tirar tu barbilla hacia abajo y hacia adentro cuando estás frente al monitor de la computadora. Esta posición aprieta los músculos de la parte posterior del cuello, mientras que fortalece los de la parte frontal. El fortalecimiento de la zona abdominal es otra manera de aliviar el dolor de cuello causado por los hombros encorvados y la espina dorsal desalineada. Si la parte superior del cuerpo, incluyendo el cuello y la cabeza no se igualan en fuerza con los músculos abdominales, es natural que la región del cuello se tense y duela. La obesidad es un factor determinante en la debilidad de los músculos abdominales, ya que el sobrepeso ejerce tensión adicional en la espalda y el cuello causando dolor y otras molestias.

Lesiones

El dolor de cuello también puede ser causado por una lesión ocurrida por ejemplo, durante en un accidente de un vehículo motorizado. A pesar de que la mayoría de las personas se recuperan con el tiempo, algunas otras desarrollan dolor crónico en el cuello como resultado. En el caso del llamado "latigazo" cervical, la cabeza se mueve de repente y rápidamente en una dirección determinada y luego se echa hacia atrás en la dirección opuesta. El cuello se fuerza más allá de su rango normal de movimiento, lo que produce un esguince. Esto suele suceder casi siempre cuando un vehículo es impactado desde atrás. La rigidez en el cuello y la parte posterior de la cabeza son síntomas comunes del "latigazo" cervical. Además de dolor en el cuello, muchos pacientes, se quejan también de dolores de cabeza, que son causados casi siempre, por una lesión en los nervios, los músculos del cuello, los discos y los ligamentos. Aunque la mayoría de las personas se recuperan totalmente del "latigazo cervical", los músculos de la parte posterior del cuello suelen permanecer tensos durante un tiempo y no es raro que necesiten varios meses para sanar completamente.

Artritis

Tanto la artritis reumatoide como la osteoartritis del cuello pueden causar dolor y otras molestias. A medida que las personas envejecen, las articulaciones del cuello se dañan por el desgaste continuo, lo cual produce rigidez, jaquecas y dolor que irradia a los brazos y la cabeza, además de espasmos musculares. Los tratamientos para la artritis reumatoide incluyen el descanso y el uso de medicamentos especiales para reducir la inflamación y aliviar el dolor. La espondilosis cervical (osteoartritis del cuello) puede ser tratada con terapia física, que incluye aplicación de calor y/o frío, estiramientos y ejercicios de fortalecimiento, además de un rutina de mejora de la postura y el uso analgésicos y medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. El dolor severo en cuello y espalda también son síntomas comunes de la estenosis espinal, lo mismo que de estrechamiento y encorvamiento de la espina dorsal causada por la artritis y otras condiciones degenerativas que afectan la columna vertebral.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media