Vida

Causas, efectos y soluciones para la delincuencia juvenil

Escrito por elizabeth (lisa)thompson | Traducido por patricio peters
Causas, efectos y soluciones para la delincuencia juvenil

Los delinquentes juveniles podrían cometer crímenes como violaciones de domicilio.

Darrin Klimek/Digital Vision/Getty Images

La delincuencia juvenil incluye una variedad de delitos y crímenes. Los menos graves, como el consumo de alcohol, el absentismo escolar y las violaciones de toque de queda, llamados delitos de estado, se consideran crímenes sólo cuando son cometidos por menores de edad. Las infracciones, tales como las infracciones de tráfico, pueden incurrir en estudios adicionales o multas. Faltas, como la embriaguez pública, el asalto o robo, resultan en mayores consecuencias, incluyendo libertad condicional, multas, horas de servicio comunitario, detención o una combinación de estos. Los delitos mayores incluyen crímenes violentos, delitos contra la propiedad y delitos de drogas. Las consecuencias pueden incluir la detención, la libertad condicional, las horas de órdenes de trabajo, la terapia y las multas. Por último, si un menor comete un delito grave, puede ser objeto de castigo como un adulto, dependiendo de su edad y la gravedad de la infracción.

Otras personas están leyendo

Causas

Los criminólogos reconocen una variedad de causas al examinar las raíces de la delincuencia juvenil. Las expectativas de la familia, especialmente cuando los padres u otros familiares podrían estar bajo supervisión de la corte o en prisión, afectan el comportamiento de los niños. Los compañeros, especialmente los miembros de pandillas, también influyen en las acciones juveniles. Algunos niños pueden sentirse etiquetados como delincuentes, y por lo tanto actuar como tales; se trata de un tipo de profecía autocumplida. Las expectativas de la comunidad amplían este proceso de pensamiento al fomentar conductas delictivas, ya sea en forma sutil o abierta. Los factores económicos, sociales e incluso culturales pueden influir aún más en conductas delictivas. Los medios de comunicación de vez en cuando, si no de manera intencional, promueven la violencia, que puede afectar las acciones de los niños también.

Efectos

Según datos de 2011, la delincuencia juvenil cuesta a EE.UU. más de $ 1 mil millones al año, de acuerdo a la educadora Cynthia H. Roberts. La delincuencia juvenil "roba" a la sociedad a algunas de sus personas más brillantes y de mejores jóvenes, los que deciden seguir el estilo de vida de la conducta delictiva. Algunos se institucionalizarán y participarán en un comportamiento aún más violento, costando la vida a las víctimas y proyectando nuevas cargas económicas sobre la sociedad. A su vez, la población en general podrá ver ciertas zonas de una ciudad, por lo general urbanas, como indeseables.

Soluciones

La intervención temprana con el método menos restrictivo, pero más efectivo posible para impactar sobre el sujeto infractor cuando se trata de resolver el problema de delincuencia juvenil. En otras palabras, un joven de 11 años de edad que cometa una infracción no tiene por qué ser encarcelado con un delincuente de 17 años de edad, con antecedentes de delitos violentos. Los programas condicionales que ofrecen clases de educación sobre los delitos específicos proporcionan una base para abordar el problema que provocó la detención en el primer lugar. A veces, la asesoría puede ayudar a los delincuentes que sufren de abuso de sustancias o problemas de salud mental. Otros delincuentes se benefician de la libertad condicional y de una estrecha supervisión en la comunidad. De acuerdo con el Centro de Justicia Juvenil y Criminal, el encarcelamiento debe ser reservado para los delincuentes juveniles más violentos sólo cuando sea absolutamente necesario para la seguridad de la sociedad.

Estadística

Según los Programas de Justicia del Departamento de Justicia de EE.UU., en 2008 las fuerzas del orden arrestaron a poco más de dos millones de jóvenes menores de 18 años, mientras que el Centro de Justicia Juvenil y Criminal informó que California encabezó las estadísticas nacionales, tanto en detenciones de menores y las tasas de encarcelamiento en 2006, con cerca de 17.000 jóvenes en custodia. Florida, en segundo lugar en la nación en las tasas de encarcelamiento, detuvo poco más de 8.000 menores de edad. Las minorías representan un número desproporcionado de estas poblaciones.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media