Causas de lechuga con savia amarga

Escrito por julie christensen | Traducido por mar bradshaw
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Causas de lechuga con savia amarga
Cosecha la lechuga en la mañana para el mejor sabor. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

Corta una cabeza de lechuga y te darás cuenta de que una sustancia blanca y lechosa emerge de las hojas. Esta savia lechosa se vuelve amarga bajo ciertas condiciones ambientales, dando a la lechuga un sabor fuerte y amargo. Sin embargo, al optar por variedades tolerantes al calor y la plantación de ellas bajo las condiciones climáticas ideales, podrás cosechar lechuga dulce y crujiente cada año. Tan pronto como la lechuga se vuelve amarga, retírala del jardín y planta más lechuga.

Otras personas están leyendo

Causas

La principal causa de la savia amarga son las altas temperaturas. La lechuga es una planta de clima frío y prospera cuando las temperaturas están entre 45 y 65 grados Fahrenheit (7 y 18 Celsius). Cuando el calor del verano llega, la lechuga se vuelve amarga y puede producir flores y semillas. Las hojas también pueden llegar a ser más gruesas y coriáceas. En ocasiones, la savia se vuelve amarga porque la lechuga es vieja. Cosecha la lechuga cuando tenga 6 a 10 pulgadas (15 a 25 cm) de alto, dependiendo de la variedad.

Variedades

Algunas variedades de lechuga toleran más calor que otras. La lechuga crespa, como la lechuga iceberg, son menos tolerantes al calor, volviéndose amargas y propensas a dar semillas muy rápidamente en climas cálidos. La lechuga de hoja, como la oakleaf, la ensaladera o la fire red, madura rápidamente, tolera más el calor, y es más fácil de cultivar en el jardín de tu casa. La mantecosa y la romana tienen una tolerancia intermedia al calor.

Soluciones

Planta semillas de lechuga en el jardín tan pronto como el suelo sea lo suficientemente suave para trabajar en la primavera. La mayoría de las lechugas toleran heladas ligeras, y tendrán mejor sabor cuando se cosechen en primavera. Planta lechuga de verano en sombra parcial, o donde cultivos más altos de hortalizas, como el tomate y el maíz, le den sombra. Planta otra tanda a finales del verano para la cosecha de otoño. Riega la tierra con frecuencia para evitar que se enfríe y coloca mantillo de hierba cortada sin tratar. Mantener el suelo fresco puede mantener la lechuga fresca y con sabor dulce unas semanas más cuando hace calor.

Consejos generales de crecimiento

Las estrategias que fomentan el crecimiento rápido asegurarán que la lechuga madure antes de que llegue el calor para un mejor sabor. Las semillas de lechuga son muy pequeñas y requieren un cantero de siembra finamente preparado para germinar bien. Rastrilla el suelo para eliminar los terrones grandes. Coloca cubiertas flotantes en fila sobre el suelo para que se caliente un poco, alentando la más rápida germinación. Las cubiertas en fila también mantienen a las plagas de insectos fuera. Las plantas de lechuga tienen raíces poco profundas y necesitan frecuente fertilización y riego para crecer bien.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles