Causas médicas de un rápido descenso de peso

Escrito por venice kichura | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Causas médicas de un rápido descenso de peso
La pérdida de peso involuntaria puede deberse a condiciones médicas. (weight control image by DXfoto.com from Fotolia.com)

Aunque las personas probablemente se molesten más cuando su ropa comienza a ajustarles en lugar de sentirlas más sueltas, hay otras que se preocupan, con razón, por el motivo por el cuál sus prendas de repente les van grandes. Por alguna misteriosa razón, bajan de peso rápidamente. La pérdida de peso involuntaria puede deberse a varias condiciones médicas. Estas pueden oscilar entre enfermedades físicas a trastornos alimenticios como la anorexia. Si bien bajar de peso deliberadamente en forma sana es una acción positiva, perder kilos rápida y no intencionadamente puede resultar insalubre.

Otras personas están leyendo

Diabetes

La pérdida de peso unida a la diabetes puede ser o no intencional. Las personas con diabetes tipo 1 no producen la suficiente insulina, mientras que los diabéticos tipo 2 no pueden manejarla adecuadamente. Con frecuencia, cuando se les da una dieta diabética a los diabéticos tipo 2, éstos bajan de peso. Sin embargo, la pérdida de kilos para los diabéticos tipo 1 generalmente no es intencional. Debido a sus elevados niveles de azúcar, los diabéticos tipo 1 pueden sufrir deshidratación y por lo tanto tomar más agua, por lo que orinan con mayor frecuencia y pierden peso rápidamente. Además, debido a una falta de insulina, las células tienen mucho apetito. Entonces, para que el cuerpo produzca energía, debe quemar las células grasas, causando una rápida pérdida de peso.

Los cánceres que causan una rápida pérdida de peso

Hay varios tipos de cáncer que pueden ocasionar una rápida pérdida de peso. De acuerdo con la biblioteca médica de Internet Merk Manuals, algunos pacientes de cáncer pierden peso aunque tenga buen apetito. Otros debido a la falta de apetito y a las náuseas o como resultado de dificultades para tragar. Algunos cánceres comunes que provocan una rápida pérdida de peso incluyen el cáncer de pulmón, el de colon, el de páncreas y la leucemia. Los pacientes de cáncer que reciben quimioterapia y radiación también pueden experimentar pérdida del apetito, lo que deriva en un rápido descenso de peso.

Virus de la inmunodeficiencia humana

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), que provoca el SIDA, es otro grave problema médico que generalmente conduce a tener poco apetito y a perder peso. El cuerpo trabaja más arduamente para combatir infecciones cuando el virus HIV ataca el sistema inmune del cuerpo. Como resultado de ello, las personas que lo padecen tienen más requisitos de energía y de nutrientes, pues la infección aumenta la necesidad que tiene el cuerpo de comida. Si los pacientes de VIH no comen más para satisfacer la demanda extra de sus cuerpos de nutrientes y energía, puede producirse una rápida pérdida de peso.

Otras enfermedades que causan una rápida pérdida de peso

Condiciones tales como la enfermedad celíaca, el síndrome del intestino irritable y la colitis (enfermedad de Crohn) son enfermedades que pueden provocar complicaciones gastrointestinales, problemas digestivos y diarrea continua. Típicamente, estos son signos de que el cuerpo no puede absorber normalmente los nutrientes de los alimentos en el tracto gastrointestinal. Como resultado, puede producirse un rápido descenso del peso. La tuberculosis es otra enfermedad conocida por la baja de peso, ya que esta condición de los pulmones puede provocar pérdida del apetito.

Hipertiroidismo y estrés

El hipertiroidismo, que es un desequilibrio hormonal, involucra a la glándula tiroides que produce un exceso de hormonas en particular, lo cual produce una pérdida de peso rápida. Cuando el cuerpo está inmerso en demasiada hormona tiroides, el metabolismo del cuerpo aumenta, además de incrementarse la actividad física. Si bien algunas personas aumentan de peso cuando están estresadas, otras lo bajan porque comen menos. Aunque es raro, en algunos casos, el estrés puede hacer que la glándula tiroides se comporte en forma hiperactiva. Esto estimula el apetito y entonces el cuerpo quema calorías a una velocidad más rápida que la normal.

Anorexia

La anorexia es un trastorno alimenticio grave donde la gente se muere de hambre intencionalmente, que deriva en una rápida pérdida de peso. Según la Clínica Cleveland, se considera que una persona es anoréxica cuando el peso corporal es por lo menos un 15 por ciento menor que lo que se considera un peso normal. Además de conducir a problemas serios de salud, la anorexia también puede ser fatal. Uno de sus principales síntomas es que el peso corporal no es coherente con la edad, la altura y la complexión. Otros síntomas incluyen piel quebradiza, dificultad para respirar, rehusarse a comer en público, debilidad y obsesionarse con la ingesta de calorías.

Remedios

Algunas medicaciones como los antidepresivos pueden causar un rápido descenso. Las anfetaminas, los remedios para la tiroides y los agentes quimioterapéuticos también pueden conducir a bajar no intencionalmente el peso corporal. Desde principios de la década de 1950, los médicos han recetado drogas para bajar de peso. Estas medicaciones aumentan los niveles de serotonina en el cerebro, haciéndole llegar el mensaje de que el estómago está lleno. Esto reduce el apetito, entonces la persona come menos y la tasa metabólica aumenta, dando por resultado el descenso de peso. Sin embargo, se deben tomar estos remedios con cautela y deben ser controlados por un médico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles