Cómo hacer cerámica esmaltada y pintada segura para alimentos

Escrito por crystal vogt | Traducido por nieves fragola
Cómo hacer cerámica esmaltada y pintada segura para alimentos

Puedes conseguir esmaltes y pinturas aptos para alimentos en las tiendas.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Esmaltar y pintar cerámica puede ser un pasatiempo divertido, pero se deben tomar ciertas precauciones al momento de crear cerámica que se utilizará para comer y beber. Muchos tipos de esmaltes y pinturas cerámicos son peligrosos para usar en platos y tazas, porque los productos químicos dañinos que contienen estas soluciones pueden potencialmente liberarse dentro de los alimentos o bebidas, los que luego son ingeridos por las personas que los utilizan. Esto causa una intoxicación que podría ser fatal. Como medida de precaución, el recurso sobre cerámica Ceramic Arts sugiere evitar los esmaltes craquelados, mate o caseros en la cerámica que estará en contacto con alimentos o bebidas.

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Elige cerámica que no tenga diseños con grietas, rajaduras accidentales, hendiduras o recovecos y áreas rugosas. La alfarería con estos elementos puede ser "difícil de esmaltar a fondo", según el recurso sobre cerámica Orton Ceramics. Si vas a hacer tu propia cerámica a mano, no grabes grietas artísticas, hendiduras o recovecos en la superficie de tazas, platos, cuencos u otros utensilios destinados a contener alimentos o bebidas.

  2. 2

    Compra pintura y esmalte para aplicar sobre cerámica que sean seguros para alimentos. La mayor parte de los fabricantes de pintura y esmaltes para cerámica aclaran en las etiquetas si estos productos son aptos para alimentos o no. Si no puedes discernir si una pintura o esmalte específico es seguro para los alimentos, ponte en contacto con su fabricante. Es imperativo el uso de esmaltes y pinturas inocuos ya que los ácidos como el vinagre, el jugo de tomate y jugo de naranja pueden disolver ciertos tipos de esmaltes que no son seguros. Por el contrario, los esmaltes aptos para alimentos han pasado pruebas con ácidos y son seguros para usar en cerámica que estará en contacto con comidas y bebidas. Evita los esmaltes libres de plomo, a menos que indiquen que son aptos para alimentos, y los que contengan bario, cromo o litio.

  3. 3

    Cubre completamente tu cerámica con esmalte seguro para alimentos, asegurándote de que toda la pieza quede sellada con el mismo. Inspecciona visualmente la superficie de la cerámica después de esmaltarla para asegurarte de que esté completamente cubierta. Si no es así, repite el proceso hasta que esté completamente laqueada con esmalte. Continúa tu esmaltado con tu pintura apta para alimentos.

  4. 4

    Cocina tu cerámica correctamente. Esto incluye la cocción del bizcocho antes de aplicar el esmalte y la pintura seguros para alimentos. Si la cocción del bizcocho es deficiente, "puede crear problemas con el esmalte y la adecuación de la pieza que resultan en el agrietamiento del esmalte o en defectos de la superficie del mismo, como pequeños agujeros", según Orton Ceramics. Estos problemas no son aceptables para la cerámica que va a contener alimentos y bebidas. Después de la cocción del esmalte, éste debe curar adecuadamente para cumplir con las normas de seguridad alimentaria.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media