Cómo hacer cerámica de terracota en un horno convencional

Escrito por kellyb | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer cerámica de terracota en un horno convencional
(Creatas Images/Creatas/Getty Images)

La terracota es un tipo especial de porcelana o cerámica, alabada por su aspecto y textura cruda y natural. Básicamente es una cerámica blanca común, tratada con fuego pero sin vidriado. Aunque esto puede parecer como si fuera a resultar en un aspecto inacabado, de hecho lucirá bastante refinada, debido a su suave color marfil y sus formas delicadas. Hoy, el término "terracota" se suele usar para describir todo tipo de cerámicas blancas y sin vidriar. Para hacerla en un horno convencional, debe estar hecha de arcilla blanca de cocido lento: la arcilla normal usa temperaturas mucho más altas de las que puede proporcionar un horno convencional.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bandeja de horneado
  • Papel de horno
  • Manoplas para horno

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Inspecciona la pieza de terracota antes de cocerla. Asegúrate de que no haya grietas o marcas en la pieza. Enjuágala para quitar cualquier tierra o polvo de la superficie, especialmente si hay pequeñas arrugas y agujeros que puedan recoger partículas de polvo. Asegúrate de secar la pieza al aire antes de ponerla en el horno.

  2. 2

    Precalienta tu horno a 250 grados Fahrenheit (121 grados Celsius) y déjalo vacío durante al menos 10 minutos. De este modo, conseguirás una temperatura uniforme en todo el horno y lo prepararás para el proceso.

  3. 3

    Coloca la pieza de terracota en una bandeja de horneado cubierta con papel de horno e introdúcela en tu horno. Asegúrate de que la pieza esté en la misma posición en la que estará una vez que esté terminada.

  4. 4

    Mantén la temperatura en 250 grados Fahrenheit (121 grados Celsius). Si la aumentas el objeto puede agrietarse, debido a que el agua de la arcilla se evaporaría demasiado rápido. Si la reduces, no secará bien. Piensa en esta parte del proceso más como secado que como horneado.

  5. 5

    Deja que la terracota seque y se cueza bien y de manera apropiada. Esta parte del proceso tomará alrededor de 25 minutos para una pieza delgada y alrededor de 90 para una gruesa.

  6. 6

    Apaga el horno y cierra la puerta. Deja que la pieza de terracota se enfríe un poco, antes de sacarla, junto con la bandeja y el papel de horneado. Usa manoplas para asir la bandeja o la cerámica.

  7. 7

    Coloca la cerámica en una superficie plana para que se enfríe por completo.

Consejos y advertencias

  • Recuerda que una de las características más distintivas de la terracota es su estructura porosa. De modo que, dado que absorbe el agua, es mejor que la uses sólo para decoración.
  • Usa siempre manoplas cuando saques cosas calientes del horno y nunca compruebes la temperatura con las manos desnudas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles