Cómo cerrar una herida en el cuero cabelludo

Escrito por lynn holmgren | Traducido por lorena perez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cerrar una herida en el cuero cabelludo
Las cortaduras menores del cuero cabelludo pueden ser cubiertas con vendas adhesivas después de la limpieza. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Debido a que el cuero cabelludo tiene muchos vasos sanguíneos cerca de la superficie de la piel, una herida menor puede tomar el aspecto de una herida grave. Ser capaz de distinguir entre una herida que se puede tratar en casa y otra que requiere atención médica inmediata, es especialmente importante cuando se trata de la cabeza. Muchas heridas del cuero cabelludo necesitan puntos o que un adhesivo tisular sea aplicado por un médico para cerrar la herida. Las cortaduras menores del cuero cabelludo pueden ser cubiertas con vendas adhesivas después de la limpieza.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Guantes de látex
  • Gasa
  • Un paño limpio
  • Una tijera
  • Una pinza
  • Vendas adhesivas de mariposa
  • Agua
  • Un ungüento antibacteriano

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Detener el sangrado

  1. 1

    Examina la lesión. Llama a los paramédicos inmediatamente si el cráneo se deforma (hueso hundido, visible o el cerebro) o si hay sangre o líquido claro que sale de la nariz o las orejas.

  2. 2

    Lava tus manos y colócate los guantes de látex.

  3. 3

    Haz que la persona herida se siente en una posición cómoda.

  4. 4

    Quita cualquier objeto visible de la herida.

  5. 5

    Presiona una gasa o una tela limpia firmemente contra la herida durante 15 minutos.

  6. 6

    Aplica una segunda capa de gaza si la primera se llena de sangre.

  7. 7

    Mantén la presión en 15 segmentos de un minuto (hasta 45 minutos) si la herida sigue teniendo sangrado leve cuando quitas la presión.

    Limpiar y vendar

  1. 1

    Limpia cualquier suciedad o residuo de la herida con agua y un paño limpio después de que el sangrado se haya detenido.

  2. 2

    Aplica una pequeña cantidad de pomada antibiótica para prevenir una infección.

  3. 3

    Empuja los bordes de la piel juntos y asegura con vendas adhesivas.

  4. 4

    Cubre con una gasa y envuelve la cabeza con firmeza, pero sin apretar, con un paño limpio.

  5. 5

    Sigue vigilando para detectar signos de infección. Vuelve a vendar la herida cada dos días.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles