Cómo hacer cerveza de miel y de melaza

Escrito por annelies de groot Google | Traducido por roseberry fields
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer cerveza de miel y de melaza
La miel se puede transformar en hidromiel o se le puede agregar a una cerveza casera para obtener una bebida alcohólica dulce. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

La miel y la melaza se pueden fermentar en casa para preparar vino de miel (hidromiel), vino de melaza (rumbillon) o para hacer cervezas caseras como ales, porters y cervezas de temporada. Los azúcares particulares de estas sustancias aportan diferentes sabores y texturas a las cervezas y ofrecen agradables variaciones de los estilos tradicionales. El tiempo de fermentación varía de estilo a estilo, así que asegúrate de preparar tu cerveza con el tiempo suficiente para disfrutarla como se debe.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 2 tazas de melaza grado A
  • 8 tazas de agua para beber o de jugo de manzana
  • 1 galón (4 litros) de agua para beber
  • 1 libra (0.5 kg) de miel
  • Levadura
  • Tomas de aire
  • Garrafones para fermentar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Hidromiel o rumbillion

  1. 1

    Comienza tu fermentación un año antes de la fecha elegida para disfrutar de tu rumbillion, ya que tarda seis meses fermentarse completamente y otros seis meses en desprenderse de ese sabor ácido. La hidromiel tarda menos tiempo en fermentarse y alrededor de un mes, y una semana para suavizar.

  2. 2

    Hierve el agua o el jugo de manzana en tu estufa para purificarlo. Se puede usar jugo de manzana en lugar de agua ya que tiene un contenido más alto de azúcar y se fermentará dando como resultado un rumbillon más dulce. Es preferible usar agua a la hora de hacer cerveza. Usa una proporción de 1:4 de melaza:agua/jugo y una libra (0.5 kg) de miel para un galón (3,7 l) de agua para hacer cerveza.

  3. 3

    Añade la melaza o la miel y deja hervir durante 20 minutos para que fundir el dulce hasta que quede líquido.

  4. 4

    Vacía la levadura y revuelve para mezclar todos los ingredientes a la cerveza.

  5. 5

    Cambia la mezcla a un garrafón para fermentar y coloca una toma de aire luego de que la solución se haya enfriado a temperatura ambiente.

  6. 6

    Coloca la solución en un lugar fresco y oscuro durante los siguientes seis meses o un mes para dejarla fermentar. Este proceso llega a su fin cuando no hay más burbujas flotando en la mezcla.

    Cervezas

  1. 1

    Añade miel a tu cerveza casera para acentuar los niveles de cebada malteada y cervezas de temporada más ligeras. Utiliza melaza para cervezas oscuras y pesadas como porter y ales marrones. Aunque la melaza tiene mucha azúcar, el resultado final es más bien amargo.

  2. 2

    Primero enfría la cerveza y después añade la miel o la melaza. Es justo en este punto que las temperaturas logran dividir el azúcar de la miel y de la melaza.

  3. 3

    Fermenta tus cervezas en una esquina oscura y fresca sin que les den los rayos del sol pues esto interrumpiría el proceso de fermentación. Al añadir la miel y la melaza a la cerveza se alterará el tiempo de fermentación.

Consejos y advertencias

  • Solo está permitida la destilación de cierta cantidad de alcohol al año. Verifica las leyes locales y nacionales para conocer los pormenores.
  • La fermentación de la hidromiel y del rumbillion para obtener ron es ilegal.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles