Cómo hacer que la chimenea sea a prueba de bebés

Escrito por sophia cross | Traducido por eva ortiz
Cómo hacer que la chimenea sea a prueba de bebés

La seguridad de la chimenea es un elemento importante de la seguridad general en una casa con bebés.

Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

Una chimenea proporciona calidez y un ambiente acogedor a tu hogar durante los meses más fríos. Pero un hogar con un bebé requiere precauciones adicionales de seguridad para evitar lesiones o incluso la muerte. Los bebés, especialmente los niños pequeños, son curiosos acerca de su entorno y suelen tocar, agarrar y subirse a las cosas que pueden hacerles daño. Esto hace que sea especialmente importante crear un ambiente seguro alrededor de la chimenea de tu casa.

Otras personas están leyendo

Seguridad general

Antes de hacer tu chimenea a prueba de bebés, ponte sobre tus manos y rodillas y examina la chimenea desde la perspectiva de tu bebé. Quita las herramientas que tengas, como atizadores, pinzas y soportes, para evitar que tu bebé tire de ellos se haga daño. Mantén tu chimenea cerrada cuando no esté en uso para evitar que los insectos, las aves y otros animales entren a tu casa. Si rara vez utilizas tu chimenea, asegúrate de que no se convierta en el hogar de abejas, avispas o avispones. Las picaduras pueden ser mortales para los bebés, y cuando los insectos que pican crean un enjambre, también pueden matar a un adulto.

Suavizar bordes duros

Si tienes una chimenea empotrada, evita lesiones, alineando los bordes con un parachoques a prueba de fuego. Los bebés que aprenden a gatear y caminar están en riesgo de caerse y cortarse con los bordes afilados y duros. Los parachoques deben ser de al menos de 5/8 de pulgada (16 mm) de espesor y no tóxicos.

Chimeneas de leña

Las chimeneas de madera representan un riesgo más allá de los bordes, ya que la madera se rompe, estalla y envía chispas que saltan. Las pantallas cortina regulares no previenen las manos curiosas de la exploración de las llamas y no evitan que el bebé caiga en el fuego. Obtén una pantalla vertical robusta que puedas adjuntar a tu hogar y que se extienda hacia el exterior. La mejor opción es una cerradura de chimenea. Los bebés no solo pueden ensuciarse de hollín que queda en la chimenea, sino que también se pueden ahogar en él. Haz que tu chimenea sea limpiada profesionalmente antes de utilizarla durante las estaciones más frías. Esto elimina la acumulación excesiva y puede prevenir incendios accidentales debido a los residuos.

Chimeneas de gas

Las chimeneas de gas presentan diferentes peligros que las chimeneas de leña. Según el Madison and Dane County Public Health Department, las puertas de cristal de las chimeneas de gas pueden alcanzar los 400 grados Fahrenheit (205 º centígrados) en apenas seis minutos. Los niños pequeños que están aprendiendo a caminar tienen un mayor riesgo de quemaduras de segundo y tercer grado cuando utilizan las barreras de cristal para estabilizarse. Las quemaduras de segundo grado tardan aproximadamente tres semanas en sanar, mientras que las quemaduras de tercer grado requieren injertos de piel. Después de apagar el fuego, las puertas de cristal pueden tomar hasta 45 minutos para enfriarse a una temperatura segura. Por esta razón, lo mejor es crear una barrera adicional alrededor de la propia chimenea para mantener a los niños a una distancia segura del fuego y las puertas de cristal. Otra opción es conseguir puertas de cristal a prueba de calor. Estas también se calientan pero no suponen un riesgo grave de quemadura a los bebés y niños pequeños.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media