Cómo hacer chocolate semiamargo con chocolate amargo

Escrito por linda basilicato | Traducido por frances criquet
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer chocolate semiamargo con chocolate amargo
Chocolate semi amargo. (Comstock/Comstock/Getty Images)

El chocolate amargo y el semiamargo son los dos chocolates negros. El chocolate amargo (también llamado de repostería), es 99 por ciento licor de cacao (que es parte manteca de cacao y parte cacao puro). El chocolate semi amargo, según las regulaciones de la FDA, debe contener al menos 35 por ciento de licor de cacao, pero puede tener hasta 84 por ciento. Como la diferencia se completa con azúcar, esto produce productos de muy variado dulzor que tienen el mismo nombre.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Chocolate amargo
  • Azúcar
  • Olla de baño maría
  • Manteca de cacao (opcional)
  • Especias como vainilla, chile o canela (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena el fondo de la olla de baño maría aproximadamente hasta a mitad y colócala a fuego alto. Llévala a hervor.

  2. 2

    Reduce el calor a mediano o medio bajo para que el agua hierva suavemente.

  3. 3

    Rompe o corta el chocolate en trozos o cubos. Coloca la olla superior encima del agua hirviendo. Agrega el chocolate amargo.

  4. 4

    Revuelve con frecuencia para que se derrita suavemente.

  5. 5

    Agrega de 1/2 a 1 1/4 cucharaditas de azúcar por onza (28,35 gr) de chocolate amargo, dependiendo de cuán dulce lo quieres. Revuelve con frecuencia para que se distribuya bien. También deberías añadir las especias en este momento.

  6. 6

    Si deseas chocolate duro, vierte el chocolate amargo en un molde para que endurezca. De otro modo ya está listo para usar. El chocolate endurecerá rápidamente luego que lo retires del fuego.

Consejos y advertencias

  • Es posible que desees añadir manteca de cacao adicional a tu mezcla. La manteca de cacao es especialmente buena para el chocolate que se utilizará para sumergir cosas y para derretir.
  • La calidad de los granos de cacao (y su procesamiento) marca la diferencia. Los granos de cacao se cultivan en diferentes regiones del mundo y producen chocolate de diferentes sabores y texturas. El cacao de América del Sur, por ejemplo, produce un chocolate que es más afrutado, con más matices y sustancia que el que se cultiva en los países africanos.
  • Si no tienes una caldera doble u olla de baño maría, puedes utilizar dos ollas que sean similares en tamaño. Coloca la olla más pequeña dentro de la olla más grande, y usa menos agua. Es muy importante evitar que el agua se mezcle con el chocolate .
  • El chocolate se debe almacenar en un lugar fresco y seco. Cuando se pone demasiado caliente, desarrolla una superficie polvorienta de color blanquecino llamada "bloom". Esto ocurre cuando la manteca de cacao se separa y migra a la superficie. El chocolate con estas manchas sigue siendo perfectamente comestible. Para restaurar la naturaleza uniforme del chocolate, derrítelo nuevamente según las instrucciones anteriores.
  • No dejes caer ni una sola gota de agua en tu mezcla de chocolate. El agua transformará tu suave y liso chocolate derretido en una mezcla espesa, granulada y grumosa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles