Cómo hacer chupitos de gelatina increíbles

Escrito por ehow contributor | Traducido por sebastian castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer chupitos de gelatina increíbles
No necesitas vasos para esta receta. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los chupitos de gelatina son una excelente manera de agregarle un poco de diversión a tu fiesta y mezclar las cosas. Realiza chupitos de gelatina firme que pueden ser consumidos como bocadillos, sin tazas. No utilices tu mejor vodka para esta receta, ya que los otros sabores taparán el sabor del vodka. Utiliza un jugo de frutas que complemente el sabor de la gelatina que hayas elegido (por ejemplo, jugo de arándanos y gelatina de frambuesa), o utiliza un jugo de manzana que es bastante neutral en el sabor. Mientras que la receta pide jugo de fruta, utiliza agua si quieres ahorrar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tres paquetes de gelatina
  • Una pinta (470 ml) de jugo de fruta
  • Una pinta (470 ml) de vodka
  • Una sartén
  • Una cuchara de madera
  • Un contenedor de plástico con tapa
  • Una tabla para cortar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Sección 1

  1. 1

    Coloca la botella de vodka en el congelador el día antes al que planeas hacer los chupitos de vodka. Esto hace que la mezcla de gelatina se enfríe más rápido, lo que evita la evaporación innecesaria de alcohol y hace que los chupitos estén listos antes.

  2. 2

    Coloca el jugo de frutas en una sartén y caliéntalo mezclando regularmente con una cuchara de madera hasta que comience a hervir.

  3. 3

    Agrega tres paquetes de gelatina a la sartén y mezcla rápidamente para disolver. Una vez que esta se disuelva quita la sartén del calor.

  4. 4

    Agrega el vodka frío del congelador. Mezcla todo hasta que se unifique. Vierte la mezcla en un contenedor plano y rectangular. Coloca la tapa al contenedor y mételo en el refrigerador.

  5. 5

    Espera algunas horas para que la gelatina se endurezca. Quítala del refrigerador y dala vuelta sobre una tabla para cortar. Si no sale fácilmente, coloca agua caliente del lado exterior del contenedor para aflojarla.

  6. 6

    Corta la gelatina en porciones, como bocadillos o más pequeñas y acomódalas en una bandeja. Si no se sirven inmediatamente, cúbrelas con un envoltorio plástico y guárdalas en el refrigerador.

Consejos y advertencias

  • Hacer muchos sabores de chupitos de gelatina le dará un poco de variedad a tus invitados.
  • Utiliza un sabor complementario de alcohol en lugar de solo vodka (por ejemplo, tequila o tragos de lima).
  • Engrasa el contenedor con una pequeña cantidad de rociador para cocina sin sabor y antiadherente para que la gelatina se quite más fácilmente.
  • Realiza chupitos de gelatina más suaves reduciendo la cantidad de vodka.
  • Ten cuidado al consumir chupitos de gelatina. El azúcar oculta el sabor del alochol y puede ser difícil de controlar el consumo. Contrólate.
  • Agregar demasiado alcohol puede hacer que la gelatina no se endurezca adecuadamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles