Ciclismo y prostatitis

Escrito por donald a. ozello Google | Traducido por daniela laura arjones
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ciclismo y prostatitis
Evita la prostatitits utilizando el tipo de asiento correcto de bicicleta. (homme sur son vélo qui regarde la mer image by bacalao from Fotolia.com)

Andar en bicicleta es una recreación y ejercicio disfrutado en todo el mundo. La prostatitis es una enfermedad asociada a largos paseos en bicicleta. La presión de la silla sobre la glándula de próstata después de montar por un tiempo prolongado puede conducir a la inflamación de la próstata. Puede que tengas que modificar el ángulo del asiento de la bicicleta o conseguir un nuevo asiento para evitar que el ciclismo induzca a la prostatitis. Es posible que desees dejar de montar temporalmente, ajustar tu tiempo de ciclismo y / o utilizar otro tipo de bicicleta hasta que los síntomas desaparezcan.

Otras personas están leyendo

Anatomía

La glándula de la próstata se encuentra justo debajo de la vejiga y delante del recto. La presión en esta zona mientras montas bicicleta puede provocar inflamación. La glándula prostática es del tamaño de una nuez y contiene dos regiones rodeadas por una capa exterior. El conducto a través del cual fluye la orina desde la vejiga, llamado uretra, está rodeado por la glándula prostática. La inflamación de la próstata actúa como un tornillo de banco sobre la uretra, conduciendo por tanto a los síntomas urinarios.

Inflamación

El sufijo médico "itis" significa inflamación, por lo que la prostatitis es una inflamación de la glándula prostática. Existen varios tipos de prostatitis, pero los ciclistas son propensos a una forma de prostatitis llama prostatitis crónica / síndrome de dolor pélvico crónico. Según la National Kidney and Urological Diseases Information Clearinghouse, este tipo común de prostatitis es la forma menos entendida de la prostatitis.

Causas y síntomas

La constante presión prolongada de la silla y las fuerzas discordantes sentidas a través del asiento de la bicicleta al circular por terrenos irregulares pueden ser la fuente de la prostatitis asociada a la bicicleta. La estrecha proximidad de la glándula de la próstata al asiento puede causar inflamación de próstata. Esta hinchazón se cierra en la uretra, lo que resulta en los síntomas urinarios que incluyen el vaciado incompleto de la vejiga, micción nocturna y micción frecuente. Otros síntomas pueden incluir dolor y sensibilidad en el área genital.

Prevención

Puedes prevenir la prostatitis relacionada a la bicicleta utilizando un asiento de bicicleta específico masculino, inclinando tu asiento un poco hacia adelante y poniéndote de pie sobre los pedales una vez cada 15 minutos. Estar de pie sobre los pedales durante un breve momento quita presión a la glándula prostática. Inclinar el asiento ligeramente hacia adelante ayudará a disminuir la presión sobre la glándula prostática. Los asientos de bicicletas hechas para los hombres o bien tienen una ligera depresión o una debilidad, o ambos, yendo por el centro del asiento. Esta amortiguación ayuda a disminuir la presión constante y discordante en la próstata.

Tratamiento

Si los síntomas de próstata ocurren, debes buscar atención médica de inmediato para descartar la patología más grave de próstata. Si la prostatitis crónica / síndrome de dolor pélvico crónico es tu diagnóstico, deja la bici para darle a tu cuerpo tiempo para sanar. Puedes continuar el ejercicio al aire libre durante este tiempo haciendo natación, trotando, caminando o paseando. Puedes intentar usar una bicicleta reclinada. La bicicleta reclinada no pone presión sobre la glándula de la próstata, pero te permite pedalear para el ejercicio y la recreación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles