Ciclismo y tendinitis rotuliana

Escrito por abby roberts | Traducido por georgina velázquez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ciclismo y tendinitis rotuliana
Para evitar el dolor de rodilla, mantén tu silla a la altura adecuada. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

El ciclismo es un ejercicio de impacto bajo -o de no levantamiento de peso-. Sin embargo, todavía es posible que un ciclista sufra de un tipo lesión de soporte de peso. Solo que es causada por un mecanismo diferente de lesión. La tendinitis puede ocurrir en cualquier lugar del tendón en tu cuerpo -las zonas de anclaje del músculo con los huesos. Cuando estos tejidos conectivos se irritan e inflaman, se la describe como tendinitis. Los ciclistas son propensos a problemas de rodilla, tendinitis rotuliana en particular.

Otras personas están leyendo

Tendinitis rotuliana

El tendón rotuliano conecta la rótula, o patela, con la tibia. El tendón ayuda a los músculos en la extensión de la pierna, ayudando en los movimientos cruciales, como pedalear en una bicicleta, patear y saltar de un objeto. Es por eso que se conoce comúnmente como la rodilla de saltador. A pesar de que no hay saltos involucrados en el ciclismo, el tendón se puede irritarse o inflamarse si el sillín de tu bicicleta es demasiado bajo o si pedaleas a una velocidad que provoque una alta resistencia. Ambas actividades pueden crear tensión en el tendón, causando dolor entre la rótula y donde se fija al hueso de la espinilla, o de la tibia.

Tratamiento

Si experimentas tendinitis rotuliana, aborda el problema de inmediato para evitar complicaciones posteriores o un tiempo largo de recuperación. Deja de hacer cualquier actividad que cause el dolor y aplica hielo varias veces al día para reducir la inflamación. Eleva la pierna, aplica compresión y toma un medicamento anti-inflamatorio. Una correa infrapatelar puede ayudar a reducir el dolor al apoyar el tendón. Si el dolor empeora o interfiere con tus actividades diarias o si hay un aumento en el enrojecimiento o hinchazón, llama a tu médico.

Soluciones para bicicletas

Una de las causas más comunes de la tendinitis rotuliana es un sillín de bicicleta que está demasiado bajo. Cuando experimentes síntomas primera vez o después de unos días de descanso, intenta levantar el sillín poco a poco, unos pocos milímetros a la vez. Tu silla también puede estar demasiado atrás. Si no estás seguro de cómo se debe ajustar la bicicleta, consulta a un instalador profesional de bicicleta que evaluará su biomecánica y ajustará tu bicicleta correctamente. La mayoría de las tiendas de bicicletas o bien tienen un montador profesional o pueden remitirte a uno. Un ajuste también te ayudará a evitar futuras lesiones y aumentar la comodidad de tu viaje.

Consideraciones

Apoyar mal el tobillo causa que el pie se mueva de lado a lado durante el golpe de pedal y puede ejercer presión sobre la rótula. Haz que un mecánico de bicicleta revise tu pedal y compruebe el sistema de mordaza y evalúe la cantidad de flota que tiene. Si una de tus piernas es funcionalmente más larga que la otra, esto puede causar que la pierna más corta se extienda demasiado, causando dolor en la rótula. Un desequilibrio de los músculos de las piernas o músculos apretados también pueden causar la tendinitis. Si la condición no mejora, consulta a un fisioterapeuta o un ortopedista para hacer frente a la causa y prescribir el tratamiento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles