Ciclos de vida de estrellas de mucha y poca masa

Escrito por drew lichtenstein | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ciclos de vida de estrellas de mucha y poca masa
La masa de una estrella afecta enormemente su vida y su final. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

Las estrellas en general se categorizan por cómo mueren: las estrellas de poca masa son aquellas que terminan sus días como enanas blancas, mientras que las estrellas masivas finalizan de una forma más dramática. Sin embargo, a pesar de sus diferencias de tamaño (algunas estrellas tienen sólo el 10% del tamaño del sol, mientras que otras son 100 veces mayores), las estrellas de todas las masas tienen el mismo ciclo de vida.

Otras personas están leyendo

Nacimiento

Las estrellas nacen cuando la materia interestelar (hecha principalmente de gases hidrógeno, helio y polvo) comienza a condensarse. A medida que el cúmulo toma forma, se vuelve más denso, y por lo tanto tiene una mayor atracción gravitacional, lo cual atrae más materia, continuando el proceso de acumulación de masa y aumento de la densidad. La única diferencia entre la formación de una estrella con mucha masa y una de poca masa, es con cuánta materia inicial cuentan. Mucha de esta materia proviene de estrellas desaparecidas: cuando las estrellas masivas mueren son más propensas a generar nuevas estrellas de masa importante.

Vida

La vida de una estrella se define por la fusión nuclear, que es la habilidad de formar nuevos átomos en el núcleo del astro. En las estrellas de poca masa, este proceso se logra combinando cuatro átomos de hidrógeno con dos electrones para formar un átomo de helio y fotones. En una estrella de mucha masa, la fusión nuclear se realiza mediante un proceso llamado ciclo del carbono, que involucra un átomo de carbono ganando un protón y liberando un átomo de hidrógeno, los cuales se fusionan entre sí para formar más helio. Cuanto más masa tiene la estrella, más rápido quema su hidrógeno, de modo que las estrellas de gran masa tienen una vida más corta que las de una masa menor.

Muerte de las estrellas

Una estrella comienza a morir cuando se le acaba el hidrógeno en el núcleo, y consecuentemente comienzan a fundirse los átomos de helio para lograr elementos más pesados como el oxígeno y el carbono. Una vez que la estrella comienza a fusionar helio, el núcleo se contrae y sus capas externas se expanden, y eventualmente éstas se separan de la estrella. Las estrellas de mucha o poca masa que atraviesan esta fase se llaman gigantes rojas, porque los gases más fríos de las capas externas le dan un color rojo.

Restos

Los restos de una estrella difieren enormemente dependiendo de su masa inicial. Las estrellas de poca masa no tienen densidad suficiente para fusionar elementos más pesados que el oxígeno y el carbono, de modo que una vez que su capa externa se ha disipado, lo que queda es un diminuto núcleo caliente llamado enana blanca. Las estrellas de mucha masa, por otra parte, continúan fusionando oxígeno y carbono a elementos más pesados hasta que el núcleo está formado predominantemente por hierro. En este punto se forma una supernova: la estrella colapsa sobre sí misma, explota y envía sus restos a través del espacio entero.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles