Los cigarrillos y la pérdida de peso

Escrito por alyssa larenzie | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los cigarrillos y la pérdida de peso
Las personas que dejan de fumar pueden aumentar de peso. (cigarettes image by bilderbox from Fotolia.com)

¿Qué tan cierta es la creencia de que los cigarrillos pueden utilizarse para perder peso? La evidencia muestra que los fumadores pesan menos en promedio y los que dejan de fumar a menudo ganan peso, aunque la cuestión no es en blanco y negro. El peso siempre puede controlarse con dieta y ejercicio adecuado. Fumar sólo te ofrece una alternativa rápida para perder peso, lo cual les da a algunos una excusa para ignorar los riesgos de salud.

Otras personas están leyendo

Cómo afecta fumar al peso

Los fumadores a menudo pesan un promedio de 4 a 10 libras (1,8 a 4,5 kg) menos que las personas que no fuman. Fumar aumenta el metabolismo haciendo que el cuerpo queme más calorías. Esto está relacionado a los latidos rápidos del corazón después de un cigarrillo, lo cual también puede causar problemas cardíacos más tarde en la vida. Es más probable que los fumadores vayan por un cigarrillo después de cenar que comer un postre. Su sentido del gusto y del olfato no es tan agudo como los de los no fumadores, así que su apetito es más a menudo menor. Sin embargo, fumar no es una manera saludable de mantener tu peso. También, fumar un paquete de cigarrillos al día es igual al riesgo para la salud de tener 125 libras (56 kg) de sobrepeso. Aunque la evidencia muestra que los fumadores son ligeramente más delgados, la compensación puede no ser tan atractiva.

Actitudes

Los fumadores a menudo mencionan tener miedo de aumentar de peso como una razón para no renunciar. Por otro lado, algunas personas, más comúnmente mujeres jóvenes empiezan a fumar para perder peso. Las mujeres tienen más a menudo la creencia de que la pérdida de peso vale el riesgo, pero también están sujetas a más riesgos de la salud. Esto aumenta las probabilidades de osteoporosis y dar a luz a bebés prematuros, por nombrar algunos problemas. Además, los fumadores pueden tener más arrugas, dientes amarillos y olor que aleje a los demás. Aunque fumar sea una de las maneras más rápidas de perder peso, la mejor manera todavía es la antigua dieta y ejercicios. Muchos exfumadores encuentran los ejercicios más agradables después de renunciar al cigarrillo, ya que les llega más oxígeno al corazón y a los músculos.

Dejar el cigarrillo y el aumento de peso

Después de dejar el cigarrillo, cuatro de cada cinco personas ganan peso en los primeros seis meses. En promedio, el aumento de peso es de 4 a 10 libras (1,8 a 4,5 kg), la misma cantidad de peso menos en los fumadores. Esto puede significar que puede ser el peso normal de un fumador, si no fumara. Sin embargo, después de los primero seis meses algunos empiezan a ver que su cuerpo se ajusta a ser un no fumador y que pierden algo del peso ganado. Ya que tu metabolismo y ritmo cardíaco disminuyen después de dejar el cigarrillo, el aumento de peso es más sencillo. Para las personas que fuman en exceso es más probable que aumenten de peso después de dejar el cigarrillo. Esto se normaliza después de varios meses, permitiendo que el cuerpo mantenga un peso saludable o pierda más peso.

Otras razones para aumentar de peso

Además de lo que sucede dentro del cuerpo, otros factores causan que los ex fumadores aumenten de peso después de dejarlo. Las personas que dejan de fumar pueden descubrir que su apetito aumentó o que el gusto a los alimentos ha cambiado. Ya que dejar de fumar mejora el sentido del gusto y del olfato algunas comidas pueden ser más apetitosas. También pueden empezar a consumir más bocadillos más a menudo en lugar de fumar. Consumir un bocadillo le da al exfumador una actividad de mano a boca que los calma en momentos de aburrimiento o estrés, como lo haría un cigarrillo. Los estudios también han demostrado que el deseo por lo dulce o el alcohol, a menudo aumentan cuando se deja de fumar.

Combatir el aumento de peso

No todos los fumadores que renuncian aumentan de peso. Comer de forma más saludable y ejercitarte ayuda a perder el peso extra que puede resultar por dejar de fumar. Hacer dieta y dejar de fumar al mismo tiempo puede ser muy estresante. Puede ser más sencillo acostumbrarte a un plan de salud antes de renunciar al cigarrillo. La goma de mascar sin azúcar es una manera de combatir los antojos y los bocadillos mientras satisfaces la necesidad de ocupar tu boca. Un plan de ejercicios es una manera saludable de mantener tu peso como lo hizo antes el cigarrillo. La actividad cardiovascular quema calorías extras como lo haría el fumar al aumentar el rimo cardíaco y el metabolismo. Los ejercicios también sirven como un calmante para el estrés y son un supresor del apetito, como lo son los cigarrillos para los fumadores.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles