Cinco características de un maestro de estudio de la Biblia

Escrito por angus koolbreeze | Traducido por liz mancilla
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cinco características de un maestro de estudio de la Biblia
Los maestros de los estudios bíblicos tienen diferentes formas de explicar los principios. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

En la fe cristiana, el enseñar es uno de los regalos motivadores que la Biblia coloca en la lista en Romanos 12:6. Según el instructivo de la Iglesia de la Victoria de la Vida, el término griego para enseñar es “diakonos” que significa “dar instrucción.” Un maestro está interesado en mostrar a los creyentes cristianos desde la Biblia cómo debería vivir su vida para complacer a Dios.

Otras personas están leyendo

Valida la información

Cuando un maestro recibe información, él o ella debe establecer la verdad de ello para estar seguro que es una información confiable para él y para otros. No es suficiente que otros le digan, por ejemplo, que apostar es un pecado. En lugar de eso, pedirá que la persona que le dijo eso se lo demuestre con las Escrituras, con capítulos y versículos específicos. Una vez que la persona que le haya dado esa información le pueda demostrar el lugar en la Biblia donde Dios dice que eso es un pecado, él podrá creerlo felizmente, enseñando el material en la próxima clase de Biblia.

Juzgar a otros maestros

Él probará a otros maestros. Se negará a escuchar o respetar, a cualquier instructor de la Biblia cuya credencial no demuestre que está calificado para enseñarla. Probablemente, hará un investigación en Internet para establecer qué es lo que cree que son las credenciales de su compañero de trabajo. Una persona que dice ser un experto en teología, por ejemplo, debe tener una maestría o doctorado en el campo, según su filosofía. No leerá ninguno de sus libros para maestros a menos que esas credenciales estén presentes. Aún más, es probable que él presente una larga lista de sus propias credenciales antes de enseñar.

Usa solamente recursos reconocidos

Es muy probable que use únicamente la Biblia, aún cuando use sus ilustraciones. Si alguien le dijera que los mejores maestros usan ejemplos en sus sermones del mundo ya que estamos en el 2011, él se rehusará a esta práctica. El maestro no desea usar ejemplos de su experiencia personal, de deportes o de películas. El considerará que estas son irrelevantes al estudio de la Biblia.

Se enfoca en la investigación

Una de las características del maestro es que le da gran importancia a la investigación. Le gusta juntar bastante información como le sea posible, y no predicará un sermón sin antes estudiar fervientemente el material que ha investigado. Tal como lo dice la página web del Advanced Training Institute, siente la obligación de compartir cuanto más hechos le sea posible. La página ofrece ejemplos de Lucas, el autor de uno de los evangelios. Su escrito es el más largo de los cuatro, porque da mucha más información que los registros de Jesús en los otros tres.

Presenta el material sistemáticamente

Un maestro no solo necesita hechos, pero siente la necesidad de presentarlos en orden cronológico y de importancia, y él espera lo mismo de los demás. Por ejemplo, la página web Literal Life da ejemplos de Lucas 1:3. Lucas, un maestro de la Biblia, escribe a Teófilo que le parece bien que le den un recuento de manera ordenada sobre lo que pasó en la vida y el ministerio de Jesús.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles