Las cinco clases de acelerantes en un incendio provocado

Escrito por holly huntington | Traducido por vanina frickel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las cinco clases de acelerantes en un incendio provocado
El combustible de campamento es un acelerador de fuego potencial para un incendiario. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Hay cinco aceleradores principales de incendios reconocidos por la ASTM (American Society for Testing), una organización reconocida a nivel mundial por la producción de normas voluntarias para una amplia gama de campos, incluyendo los departamentos de bomberos. El sistema de clasificación de aceleradores de la ASTM es utilizado por el personal del departamento de bomberos en todo el país, y específicamente en los casos de investigación de incendios provocados. El desglose de los nombres comunes de estos acelerantes puede ayudar a crear una mayor conciencia en los propietarios sobre los productos químicos almacenados en sus locales.

Otras personas están leyendo

Significado

El esquema de clasificación de acelerantes de incendio utilizado por la ASTM combina la clasificación anterior, utilizando sólo un rango de sustancia química a punto de ebullición (destilados de petróleo, así como la gasolina ligero, medio y pesado) y la herramienta GC-MS (cromatografía de gases y espectrometría de masas) , que mide la naturaleza química de los alcanos, cicloparafinas, compuestos aromáticos, naftalenos y dihydroindenes. Este aspecto combinado y el esquema de clasificación resulta en cinco clases principales de acelerantes y una categoría adicional marcada como miscelánea.

Lista de las cinco clases

Las cinco clases de acelerantes en la investigación de incendios provocados son: Clase 1: destilados de petróleo ligeros, Clase 2: gasolina, Clase 3: destilados de petróleo medios, Clase 4: Queroseno, y la Case 5: ​​productos derivados del petróleo pesados. La categoría final, conocida como la clase seis o la clase miscelánea, incluye: disolventes oxigenados, alcanos normales, isoparafinas, disolventes aromáticos y disolventes nafténicos o parafínico.

Ejemplos comunes

El combustible del encendedor de bolsillo, algunos combustibles para acampar y algunos cementos de goma caen en la categoría de acelerantes destilados del éter de petróleo. La clase dos consta de todos los grados disponibles de gasolina. Ejemplos comunes de la clase tres de aceleradores incluyen arrancadores de carbón, diluyentes de pintura, disolventes minerales e incluso solventes para "limpieza en seco". Ejemplos de la clase cuatro son algunos tipos de insecticidas y aceites de lámpara, así como combustibles de aviación (como Jet-A) y queroseno. Ejemplos comunes de los productos de la clase cinco incluyen el combustible diesel, que también incluye aceite de calefacción, conocido como combustibles Nº2.

Clase miscelánea

Los que quedan fuera del alcance de las cinco clases de acelerantes, pero aún son acelerantes dignos de una categoría miscelánea, son los siguientes productos comunes: alcoholes (solventes del tipo oxigenados), fluidos de copiadora y ceras (isoparifínas) y algunos aceite de lámparas y solventes de insecticidas (alcanos normales). Además, las pinturas y los plásticos caen en la clase miscelánea (bajo disolventes aromáticos), y los disolventes especiales o productos de combustible, que están hechos a partir de la clase 3 o clase 4 de productos químicos (nafténico/disolventes parafínicos). Aunque no suele ser el acelerante de elección para el incendio (la gasolina es el más común), el alcohol puede ser utilizado como un acelerante en un incendio provocado, así como otros productos químicos de la clase miscelánea.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles