Cinco maneras de crear suspenso en la literatura

Escrito por carissa mckay | Traducido por georgina velázquez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cinco maneras de crear suspenso en la literatura
Desde Shakespeare hasta Nancy Drew, el suspenso ha sido un elemento crucial en la trama. (Jupiterimages /Polka Dot/Getty Images)

El suspenso es un elemento crucial en la trama de la literatura. La trama es la disposición de las ideas o eventos que componen una historia y sus elementos determinan la experiencia del lector. Sus elementos principales incluyen no sólo la trama, también la causalidad, los presagios, los conflictos, la exposición, la acción creciente, la crisis y también el desenlace. El suspenso es el sentido de la anticipación o la preocupación que el autor inculca en los lectores. M.H. Abrams, citado en A Teacher Writes, define el suspenso como "una falta de certeza, por parte de un lector interesado, acerca de lo que va a suceder." Dirige a los lectores en la historia y crea una sensación de movimiento.

Otras personas están leyendo

Elección

Crea muchas rutas posibles a un objetivo definido. La primera regla del suspenso es dejar la trama abierta desde el principio, pero con un objetivo más o menos claro. Las novelas de detectives siguen esta regla de cerca: el detective debe resolver un crimen en particular, pero cómo lo va a resolver o qué caminos va a desentrañar el misterio no se conocen desde el principio. Las novelas de Hardy Boys consistentemente siguen esta regla, a menudo resuelven un crimen conocido por un camino inesperado.

Progresión

Inculca un sentido de progresión y movimiento en la trama. En Romeo y Julieta de Shakespeare, el lector percibe desde el principio que la pareja va a caer en el amor y, así mismo, siente la forma en que esto será problemático: provienen de familias rivales. Esta sensación de movimiento pone tensos a los lectores y los dirige en la trama.

Intensidad

Aumenta la intensidad de la historia a medida que el lector se acerca al clímax. Sube las apuestas del crimen. En los misterios literarios, tales como los de Agatha Christie, el autor del crimen que el detective espera resolver comete asesinatos adicionales, o amenaza a los que están tratando de atraparlo. A medida que el detective se acerca más a la solución del crimen, también se pone en peligro cada vez más. Esto aumenta la emoción del lector cuando se acerca al clímax de la historia.

Detalle

Céntrate en los detalles mientras que progresa la historia. Los giros de llaves, la puerta que golpea, pulgares, ropa atrapada en los anzuelos, estos son los pequeños detalles que elevan el nivel de atención de los lectores y los dibujan en la historia. Mientras más pequeños sean los detalles incluidos en la historia, el lector más tiende a imaginar los resultados y posibilidades, lo que aumenta la sensación de suspenso. La mayoría de las obras de suspenso requiere varios capítulos para cubrir el resultado del misterio que ocupa porque una redacción satisfactoria requiere muchos detalles.

Un buen susto

Por último, los autores de la literatura de suspenso crean sustos o "pistas falsas", un término literario para soluciones falsas. Esto hace que la trama se vuelva predecible y mantiene a los lectores en sus dedos del pie. Un autor de una obra de suspenso progresivamente podría refutar todos los sospechosos habituales, dejando al lector preguntándose con mayor anticipación quién pudo haber cometido el crimen. Cuando las expectativas de los lectores están alteradas, comienzan centrándose con mayor intensidad en todas las pistas o aspectos de la trama, y este enfoque crea una atmósfera de suspenso.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles