Cinco pasos para preparar agar en tubos

Escrito por nicola jones | Traducido por mayra cabrera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cinco pasos para preparar agar en tubos
Una técnica de cultivo es usar tubos inclinados tapados. (laboratory equiptment image by PHOTOFLY from Fotolia.com)

El agar es una sustancia gelatinosa derivada de la purificación de las paredes celulares de las algas rojas. Se añade a medios microbiológicos para fines de solidificación. No tiene ningún valor nutricional, por lo que cuando se utiliza en microbiología para cultivo de microorganismos, diversos nutrientes se añaden para aumentar el crecimiento de bacterias en placas de Petri o tubos de ensayo. Cuando un tubo de ensayo se utiliza para el almacenamiento de las bacterias suele colocarse en posición inclinada, puesto que los cultivos líquidos se solidifican cuando el tubo está en esta posición. Una tapa con rosca evita que el agar en el tubo se seque.

Otras personas están leyendo

Preparación del medio

El medio se prepara de manera diferente si se utilizará en tubos inclinados o en placas de Petri. En el caso de los primeros, la esterilización se realiza con el agar en los tubos; en cambio las placas de Petri son pre-esterilizadas antes de que el agar esterilizado se vierta en ellas. Mide la cantidad de agua necesaria y ponla en un recipiente. Calienta en un horno hasta que esté a punto de hervir. Agrega los ingredientes secos y revuelve la mezcla lentamente hasta que se disuelva. Antes de añadir el agar, agrega una pequeña cantidad de agua fría para evitar grumos. Ten cuidado al añadir el agar al líquido caliente, pues puede producir espuma y desbordar el recipiente. Agrega el agar de poco en poco y agita para distribuirlo uniformemente. Apaga el fuego después de que hervir la mezcla..

Esterilización de los tubos

Coloca los tubos de ensayo sin las tapas en un contenedor para tubos de ensayo. Llénalos añadiendo unos 5 mililitros (unas 17 onzas o 1 cucharadita) del agar fundido en el recipiente, utilizando una pipeta, un pequeño embudo o en una jeringa. Coloca sin apretar todos los tapones en los tubos de ensayo (el agar no se esterilizará si están completamente cerrados), y esteriliza los tubos durante 25 minutos a 250 grados Fahrenheit (121 grados Celsius).

Inclinación

Cuando el agar está todavía caliente, inclina el bastidor que sostiene los tubos de ensayo sobre una superficie sólida o un libro grueso, asegurándote de que el medio en el interior de los tubos se encuentra en una posición inclinada. Deja que el medio se enfríe y solidifique a este ángulo, lo que incrementará la superficie de área del agar.

Almacenamiento

Aprieta los tapones de los tubos de ensayo después de que el agar se ha enfriado. Los tubos inclinados estarán listos para usarse una vez que el agar se haya solidificado. Pueden ser almacenados a temperatura ambiente o en el refrigerador para usarse después.

Inoculación

Inocula los tubos inclinados transfiriendo las células con un varilla de inoculación desde una colonia de microorganismos en una placa a la superficie del tubo. Mueve la varilla sobre la superficie de los tubos y tápalos. Incuba el cultivo hasta que haya evidencia de crecimiento, luego ponlo en un refrigerador.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles