¿Las ciruelas necesitan refrigeración?

Escrito por randa morris | Traducido por lucia g. cejas

Cómo almacenar las ciruelas se determina mejor por la edad, condición y estado de madurez de la fruta. Una ciruela que no ha madurado completamente es mejor dejarla a temperatura ambiente, mientras que una muy madura tendría que mantenerse fría para evitar su deterioro.

Sin el conocimiento de las muchas variedades de ciruelas que hay en el mercado, puede ser difícil determinar el grado de madurez de una determinada fruta. Desde que las ciruelas están disponibles en colores que van desde el azul oscuro al naranja amarillo, la madurez no está determinada solo por el color.

Para aprender cómo almacenar correctamente las distintas variedades de ciruelas, es útil saber algo acerca de cada tipo, lo que debes buscar al seleccionar la fruta, cómo saber si está en temporada y cómo juzgar su nivel de madurez.

Tipos

La ciruela es una drupa (una variedad de fruta que tiene un hoyo o piedra) y está en la misma familia que el albaricoque y la nectarina. Hay más de 200 variedades de ciruelas. Éstas se cultivan y crecen en todo el mundo, en todos los continentes excepto en la Antártida. Hay varias variedades de ciruela, sin embargo, están más comúnmente disponibles en América del Norte.

Las Damson o ciruelas damasco tienen un contenido de ácido superior a otras variedades, y se distinguen fácilmente por su color azul oscuro de piel púrpura. Algunas variedades son consideradas como "amargas" o "ciruelas agrias", y no son adecuadas para comer justo al lado del árbol. Las Damascenas tienen una superficie lisa, de color verde amarillo color carne. Están de temporada desde finales de agosto hasta principios de septiembre.

Las Greengage tienen un sabor rico y dulce, lo que las hace atractivas como una fruta de postre. Como sugiere el nombre, se pueden identificar por la suavidad, el color amarillo brillante y la piel de color verde. Se considera una ciruela temprana, y en general se recoge a partir de mediados y finales del verano.

Las ciruelas Mirabelle tienen carne dulce y textura suave debajo de una piel amarillo oscuro casi naranja. La ciruela Mirabelle se utiliza comúnmente para el secado de las ciruelas pasas. Lo mejor es comprarlas entre julio y septiembre para asegurarte de que la fruta haya sido recientemente cosechada.

Geografía

Las ciruelas crecen mejor en climas templados. Las áreas de cultivo recomendadas se encuentran en las zonas 5 a 8 en el Mapa de Zonas USDA. Dependiendo de donde vivas, las ciruelas que no pueden crecer a nivel local son importadas de otras zonas del país. Esto puede tener un impacto sobre si las ciruelas que compras en la tienda están recién cortadas o ya han sido mantenidas en un almacenamiento en frío.

El tiempo que pasa desde que se cosechó la ciruela y se mantiene almacenada son dos factores importantes a considerar para determinar cómo almacenar la fruta en casa, así como para predecir cuánto tiempo va a durar.

Tamaño

Las ciruelas varían en tamaño entre 3 a 6 centímetros, con las variedades europeas (piel púrpura y azul) que son generalmente más pequeñas que las variedades japonesas. El tamaño de la fruta cuando se compra puede indicar que está por encima o debajo de su madurez, dependiendo de la variedad. Una fruta que es más pequeña que otros ejemplares de su tipo puede haberse recogido antes de alcanzar la madurez pico, mientras que una fruta que parece demasiado grande puede estar por estropearse. Seleccionar una fruta que se encuentra en un rango medio, ni demasiado grande, ni demasiado pequeña, es generalmente la mejor manera de asegurarse de que estás recibiendo un buen ejemplar.

Consideraciones

Las ciruelas son ricas en carbohidratos y bajas en grasa y colesterol, al igual que la mayoría de las frutas. También contienen una cantidad significativa de vitaminas A y C. A diferencia de algunas otras frutas, las ciruelas también se consideran una buena fuente de fibra, y puede ayudarte tanto en la digestión como en la función intestinal. También las ciruelas son una fuente razonablemente buena de calcio, potasio, magnesio y hierro.

Cómo se almacena la fruta, así como el tiempo que se debe mantener, puede tener un gran impacto sobre el valor nutricional. Los nutrientes como la vitamina C y los carotenoides se pierden gradualmente durante el almacenamiento. Este proceso puede ser acelerado por ciertos factores tales como la exposición a la luz y a ambas temperaturas, tanto bajas como altas.

Prevención/Solución

Prueba la madurez de las ciruelas al presionar ligeramente la piel con el pulgar. Si la carne se siente más sensible, la ciruela está lista para ser utilizada. Una ciruela que es muy firme al tacto se debe colocar en una bolsa de papel para que evite la luz y madure durante un día o dos a temperatura ambiente.

Si no puedes utilizar las ciruelas maduras de inmediato, las debes almacenar en el refrigerador o congelador.

Las ciruelas maduras pueden durar hasta dos semanas a 31 o 32 grados Fahrenheit (0 a 0,5 grados Celsius). Las ciruelas que van a ser refrigeradas no deben ser cortadas o en rodajas, antes de colocarlas en el refrigerador. Se deben mantener todas en un recipiente hermético.

Las ciruelas congeladas se pueden conservar durante 6 meses o más si están bien preparadas antes de la congelación. Si bien las ciruelas congeladas no se pueden comer después de la descongelación, servirán para jaleas, mermeladas, pasteles y otros productos horneados.

Para congelar las ciruelas, lávalas y sécalas, y ponlas en un recipiente hermético, dejando aproximadamente una pulgada (2,54 centímetros) de espacio de aire en la parte superior.

También puedes optar por cortar o picar la fruta antes de congelarla. Empaqueta la fruta en contenedores herméticos y colócalos en el congelador hasta por 6 meses.

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles