Cirugía ortopédica de muñeca

Escrito por jill lee | Traducido por maría florencia lorenzini
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cirugía ortopédica de muñeca
La cirugía puede ser necesaria para tratar algunas lesiones de muñeca. (broken wrist image by askthegeek from Fotolia.com)

Las cirugías de muñeca son procedimientos comunes para pacientes que sufren de problemas óseos, articulatorios y musculares en la zona de sus muñecas, y que no responden a los tratamientos no quirúrgicos. Muchas cirugías de muñeca no son intervenciones quirúrgicas importantes y no requieren de incisiones grandes o períodos de recuperación largos, aunque algunos se ven más comprometidos.

Otras personas están leyendo

Tipos

La mayoría de las cirugías de muñeca son muy poco invasivas. Los cirujanos pueden operar una muñeca con un artroscopio, que es un instrumental que permite la visualización magnificada de la estructura de la muñeca a través de una cámara. Mediante la utilización de artroscopios u otros instrumentos quirúrgicos, los cirujanos pueden, a través de pequeñas incisiones en la mano o en la muñeca, extraer artrosis y piezas óseas, reparar huesos fracturados, cartílagos y tendones. Los pacientes que sufren de artritis pueden requerir de cirugías para extraer, amalgamar o reemplazar huesos y articulaciones artríticas de la muñeca. La tendinitis conocida como la enfermedad de Quervain hace que los tendones de la muñeca en la base del pulgar se tensen e inflamen. La cirugía en estos casos puede ser necesaria para abrir el compartimento de la muñeca permitiendo crear espacio para los tendones irritados. La enfermedad de Kienböck puede hacer que el tejido óseo de la muñeca se destruya por la interrupción del flujo sanguíneo. Los pacientes con estados avanzados de esta enfermedad pueden requerir de cirugía para mejorar el flujo sanguíneo y aliviar la presión sobre los huesos. Otros problemas de muñecas, como el síndrome del túnel carpiano y el ganglión son también tratados quirúrgicamente en algunos casos.

Pre-quirúrgico

Antes de la cirugía ortopédica de muñeca, los pacientes se someten a ciertos exámenes comunes como análisis de sangre, electrocardiogramas y radiografías para asegurarse de que estén en buenas condiciones físicas y de que no sean proclives a reacciones negativas a la anestesia o al procedimiento en sí. Los cirujanos le aconsejan a algunos pacientes que interrumpan la toma o comiencen a con cierta medicación previo a la intervención. Es importante que los pacientes cumplen cuidadosamente con todas las indicaciones pre-quirúrgicas para evitar complicaciones. A la mayoría de los pacientes también se les aconseja no ingerir alimentos ni beber nada la noche anterior a la cirugía.

Recuperación

La recuperación de una cirugía de muñeca depende del tipo de cirugía realizada. Algunos pacientes son capaces de retomar sus actividades normales unos pocos días después de una operación menor. Otros deben esperar algunas semanas o meses hasta recuperarse y pueden requerir de periodos extendidos de terapia física para volver a utilizar sus muñecas. La mayoría de los pacientes reciben medicación analgésica luego de la cirugía y la muñeca permanece inmóvil en una tablilla o en un yeso durante las primeras etapas de recuperación. Los cirujanos le brindan a los pacientes indicaciones detalladas para la recuperación antes de darles el alta del hospital.

Complicaciones

La mayoría de las cirugías de muñeca no causan mayores complicaciones. Como en cualquier procedimiento quirúrgico, hasta los procedimientos menos invasivos pueden generar algún riesgo. Algunos pacientes tienen una reacción negativa a la anestesia, que puede ser fatal en casos aislados. Problemas de sangrado, infecciones, recuperación lenta, daño en las venas y complicaciones en los huesos y tendones de la muñeca son otros problemas posibles que los pacientes deben hablar con sus médicos antes de la cirugía. Es importante que los pacientes notifiquen a sus médicos o busquen un tratamiento inmediato si sufren de fiebre alta después de la operación, o si experimentan aumento de dolor, adormecimiento, hinchazón, enrojecimiento o drenaje.

Alternativas

Los médicos suelen tratar la mayoría de los problemas de muñeca con métodos no quirúrgicos antes de optar por una cirugía ortopédica. La mayoría de los pacientes pueden manejar sus síntomas con inmovilización, cambios en las actividades o terapia física. Los analgésicos de venta libre son muy efectivos para reducir el dolor y la infamación y, sólo para los casos de dolores intensos, los médicos recetan analgésicos más fuertes. Las inyecciones de esteroides pueden ayudar a reducir la inflamación y a aliviar el dolor en la muñeca.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles