Cirugía y terapia física para una rotura de tendón del cuádriceps

Escrito por joe king, m.s. Google | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cirugía y terapia física para una rotura de tendón del cuádriceps
El tendón del cuádriceps se inserta en la parte superior de la rótula. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

El tendón del cuádriceps es un tendón fuerte que sujeta el cuádriceps femoral a la rótula de la rodilla. Dado que el cuádriceps femoral es un grupo grande de músculos puede aplicarse gran cantidad de presión en el tendón del cuádriceps haciéndolo vulnerable a las roturas. Esto se da especialmente en los atletas de deportes que necesitan realizar movimientos súbitos y explosivos, como los futbolistas. Con frecuencia es necesaria la cirugía para reparar el tendón dañado. Para que el músculo recupere su fuerza y funcionamiento luego de la cirugía es recomendable la terapia física.

Otras personas están leyendo

Cirugía

La rotura del tendón del cuádriceps requiere cirugía. Debido a la naturaleza de esta lesión y a la ubicación del tendón, por lo general no se realiza una cirugía artroscópica. En su lugar, se realiza una incisión en forma vertical en la parte superior de la rodilla. Si el tendón se ha soltado de la rótula, debe ser cosido nuevamente en su lugar. Algunas roturas requieren la colocación de clavos en la rótula para sostener el tendón en su lugar. Luego la incisión se cierra con grapas.

Recuperación de la cirugía

Puede que debas quedarte toda la noche en el hospital luego de la cirugía. A menudo se coloca en la pierna una rodillera de yeso. También puede necesitar calmantes, incluyendo medicación y hielo. Tu pierna debe quedar en gran parte inmovilizada hasta que remita la inflamación local. Alrededor de dos semanas después de la cirugía tu doctor quitará las grapas de tu pierna.

Terapia física a corto plazo

Tu cirujano puede recetarte un inmediato protocolo de movimiento, aunque esto puede no ser apropiado para todos los pacientes. Un dispositivo de movimiento pasivo puede ser sujetado a tu pierna. Esta máquina fuerza suavemente a tu pierna a doblarse en la rodilla. Puede ser colocada en varios grados de flexión, comenzando con una muy pequeña y aumentando a una flexión más grande a medida que la rodilla se recupera. La mayoría de los cirujanos recomiendan que tu pierna esté colocada en esta máquina de 20 a 23 horas al día durante los primeros siete días que siguen a la cirugía.

Terapia física y recuperación a largo plazo

Volver a la actividad diaria normal lleva al menos cuatro meses. Luego de seis meses la rodilla debería estar casi curada por completo, aunque una recuperación de todo un año es común en este tipo de cirugías. Tan pronto como sea posible necesitarás que te prescriban una terapia física más dinámica. Ésta puede incluir el agregado de ejercicios de carga para fortalecer el cuádriceps. Los ejercicios deben ser realizados usando una rodillera regulable que tu terapeuta físico irá liberando gradualmente para permitirte un mayor rango de movimiento, a medida que la terapia avance. Cuando vayas sanando, deberás realizar ejercicios más exigentes. Tu cirujano discutirá contigo para establecer el momento apropiado para que puedas retornar a tu actividad diaria normal, así como también que puedas volver a tus actividades deportivas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles