Cirugía de vejiga

Escrito por bianca bumpres | Traducido por marina boninni

Los pacientes ahora tienen unas pocas opciones cuando se trata de cirugías de vejiga. Algunos deciden tener un procedimiento quirúrgico y otros prefieren un procedimiento por medio de una inyección. El tipo de procedimiento se decide en base al tipo de pérdida que se produce. En los últimos años, se han creado procedimientos más seguros para la vejiga y tratar la incontinencia urinaria. La cirugía pubovaginal, llamada cirugía "sling", es el procedimiento quirúrgico vaginal más seguro. Esta cirugía sling se lama "cinta vaginal libre de tensión". Este procedimiento no se sutura dentro del hueso púbico o de la pared abdominal, sino que queda sostenido en el lugar por los tejidos del cuerpo. El sling tensa la parte del medio de la uretra mientras que hace fuerza. Este método ha demostrado ser el más efectivo para aquellos que tienen incontinencia urinaria. Hay poca posibilidad de perder orina con este procedimiento. El sling pubovaginal se ha practicado a más de un millón de pacientes en el mundo, con 50.000 operaciones hechas sólo en Estados Unidos. Este método es muy seguro y es una cirugía que se practica en el día y toma aproximadamente 20 minutos. Para este procedimiento se necesita anestesia. El riesgo de prolapso (necesidad urgente de orinar) es mínimo durante la cirugía vaginal, pero es posible.

Otras personas están leyendo

Cirugía abdominal de control de vejiga

El método abdominal se da cuando un paciente tiene que hacerse una cirugía abdominal. Este método también es seguro y efectivo. Desde el punto de vista médico, el procedimiento se llama "uretropexia Burch", recibiendo el nombre del cirujano que la creo. Se realiza una incisión sobre el hueso púbico hacia el espacio en el que se ubica la vejiga. Se hacen dos puntos a cada lado de la uretra y de la vejiga. Estos puntos, luego, se adosan a un ligamento detrás del hueso púbico. Ésto evita que la vejiga se abra y gotee, lo que causa la pérdida cuando se hace fuerza. Este método es el mejor para mejorar la incontinencia. El sling pubovaginal tiene un tiempo de recuperación más rápida y menos riesgos. Sin embargo, existe un riesgo de prolapso con este procedimiento también.

Inyecciones

Las inyecciones son para aquellos que tienen un buen soporte de vejiga y cuya pérdida de orina es causada por músculos débiles alrededor de la apertura de la vejiga. Por lo general, las mujeres grandes sufren este tipo de problema. Por esta razón, este procedimiento no se recomienda a mujeres menores de 60 años. Las inyecciones para el control de la vejiga son rápidas y fáciles de colocar. Se administran con poca anestesia y toma aproximadamente cinco minutos. La inyección en sí dura unos pocos segundos, pero tensa los músculos que rodean la apertura de la vejiga. Se necesitan hasta tres inyecciones para que se comience a notar el efecto. El material de la inyección es colágeno. La mujer que escoge este método debe pasar por una prueba en la piel para determinar si existe alguna alergia al material a inyectar. El sesenta por ciento de las mujeres observan una gran mejoría con el procedimiento. Es una buena opción para aquellas que quieren evitar una cirugía. Sin embargo, este procedimiento puede tener que repetirse varios meses o años, dependiendo del efecto que logren las inyecciones.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media