¿Qué es la cistitis de luna de miel?

Escrito por cari riley | Traducido por lou merino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué es la cistitis de luna de miel?
La cistitis de luna de miel es una condición médica común. (jessica,james,couple,man,woman,beach,sand,white sa image by Earl Robbins from Fotolia.com)

La cistitis de luna de miel es el nombre coloquial para una infección de vejiga o vías urinarias. La cistitis es la forma más común de estas infecciones y la segunda infección más frecuente en el cuerpo. Es comúnmente referida como cistitis de luna de miel porque la actividad sexual frecuente es una causa de este tipo de infección en la vejiga. Aunque puede ser molesta y dolorosa, la cistitis es una condición médica fácilmente tratable.

Otras personas están leyendo

Definición

La cistitis es el término médico que describe la inflamación de la vejiga. Hay un par de tipos de cistitis que se pueden desarrollar a partir de la actividad sexual. La cistitis traumática se da debido a una lesión de la vejiga. Puede aparecer debido a la actividad sexual forzosa o frecuente. Otro tipo es la cistitis bacteriana, la forma más común de cistitis diagnosticada. Este tipo de cistitis se desarrolla cuando la bacteria Escherichia Coli (E. Coli) se introduce en la vejiga a través de la uretra durante el intercambio sexual o debido a una higiene deficiente. Cuando la bacteria entra en el tracto urinario, tiene lugar una infección que lo irrita y lo inflama.

Síntomas

Hay varios síntomas asociados a la cistitis, incluyendo dolor o una sensación de ardor al orinar, orina de turbia o de olor fuerte, necesidad constante de orinar, dolor o presión en el área pélvica y fiebre leve. Uno o más de estos síntomas pueden ser indicativos de una infección en la vejiga. Consulta al médico a los primeros signos de cistitis. Si se deja sin tratamiento, la infección puede expandirse a través del tracto urinario a los riñones. Las infecciones renales son mucho más serias y podrían dañar los riñones de forma permanente.

Diagnóstico

La cistitis se diagnostica con un cultivo o análisis de orina. Ambos procedimientos son indoloros y solo implican el dar una muestra de orina a tu médico. Esta muestra se analiza para encontrar signos de infección. Si se encuentra presencia de bacteria o glóbulos blancos, indica infección. Un cultivo de orina puede solicitarse si se sospecha de una infección complicada o si los síntomas no responden bien a la primera fase de tratamiento, que es generalmente un antibiótico.

Tratamiento

Si se ha desarrollado una infección, se prescriben antibióticos para controlar el crecimiento bacterial. Los antibióticos actúan rápidamente al combatir la cistitis. Incluso si los síntomas han desaparecido, es necesario terminar el tratamiento para evitar que las bacterias vuelvan a reproducirse. Los médicos podrían prescribir fenazopiridina, un químico usado para aliviar el dolor asociado con la cistitis.

Prevención

Hay muchas formas de prevenir la cistitis de luna de miel. La manera más efectiva es orinar y lavar con cuidado la zona genital inmediatamente después del coito. Esto removerá cualquier bacteria antes de que tenga la oportunidad de crecer. Otros consejos incluyen limpiarse del frente hacia atrás después de usar el baño para evitar que las bacterias se introduzcan en la uretra, beber muchos líquidos y orinar frecuentemente. Aguantar la orina por largos períodos de tiempo puede ayudar a que las bacterias se reproduzcan. Beber jugo de arándano o tomar tabletas que contengan proantocianidina puede reducir el riesgo de cistitis.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles