Tu ciudad: Caracas desde la perspectiva de una persona local

Escrito por enrique feliciano hernández Google
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Caracas, desde todos los rincones

Tu ciudad: Caracas desde la perspectiva de una persona local
Caracas, desde todos los rincones (Hisham Ibrahim/Photographer's Choice/Getty Images)

"Yo nací en esta ribera del Arauca vibrador; soy hermano de la espuma, de las garzas, de las rosas y del sol".

— "Alma Llanera", de Pedro Elías Gutiérrez y Rafael Bolívar Coronado

Caracas es una ciudad laboriosa y risueña que “va por la mañana con su pasito apura’o..." , como reza la salsa del maestro Simón Díaz. Despierta con la energía propia de la música, con el seductor aroma de las arepas y con la ilusión a flor de piel de sus bellas mujeres. Caracas es cálida, politizada, apasionada, pero sobre todo, no escatima sonrisas, aunque las adversidades le muerdan los talones. Descubre las cualidades que hacen de la capital venezolana una meca para turistas.

Caracas es una ciudad de museos

Caracas invita a caminar por sus calles, viajar en metro o trasladarse en metrobús para sentir el calor de su gente, conocer sus entrañas y, sobre todo, admirar la belleza de sus mujeres. No es casualidad que Venezuela haya ganado, en seis ocasiones, el certamen de Miss Universo; es el segundo país con más ganadoras después de Estados Unidos. Pero además de la belleza de su gente, la ciudad invita a conocer su cultura.

Los caraqueños cuentan con extraordinarios museos como el de Arte Contemporáneo de Caracas Sofía Imber. Ubicado en el corazón de la ciudad, se pueden apreciar obras de Matisse, Miró, Picasso, Chagall, Botero y Rodin en sus salas. El museo cuenta con colecciones temporales y permanentes del arte universal, pero también guarda una hermosa biblioteca especializada en arte; tiene librería, sala multimedia, jardines y, por supuesto, un cafetín muy agradable. El museo abre sus puertas diariamente (excepto lunes), en horarios convencionales y la entrada no cuesta ni un bolívar. La estación Parque Central y la estación Bellas Artes del metro están muy cerca.

Los niños caraqueños también cuentan con un museo exclusivo. Es un espacio educativo que fue pensado con el propósito de apoyar de manera divertida la educación de los pequeños caraqueños. Es un museo interactivo y uno de sus orgullos es una atracción llamada “El Planeta Tierra”, un globo terráqueo de gran tamaño que señala los diversos ecosistemas del mundo. Abre de lunes a domingo.

Además, es una ciudad de credo

Tu ciudad: Caracas desde la perspectiva de una persona local
(Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Caracas es una ciudad de fe. La mayor parte de su población es católica, apostólica y romana. A ello se debe que muestra con orgullo sus iglesias, como la de Santa Rosalía de Palermo, un templo que data del Siglo XVIII, y que se encuentra al centro de la ciudad justo frente a la Plaza Bolívar. Se trata de un santuario dedicado a Santa Rosalía, patrona de la ciudad, por quien los venezolanos sienten gran devoción. Esta fe nació luego de que Santa Rosalía atendió los ruegos para controlar la peste que azotó la ciudad cerca de 1696. La iglesia fue construida en 1730, pero ha sido remodelada en varias ocasiones, en razón de que algunos terremotos causaron serios daños en su estructura. Desde 1960 es considerada un monumento histórico. Se encuentra cerca de la estación del metro Nuevo Circo.

Además, Caracas invita a los turistas a conocer la iglesia de San Francisco, igualmente localizada en el centro de la ciudad. Su construcción data del año 1593. Este templo cobró relevancia histórica en ocasión de que en su seno se ungió a Simón Bolívar como Capitán del Ejército de Venezuela, y más tarde en 1843, se ofició una misa de cuerpo presente durante su funeral. Está a una cuadra de la estación del metro Capitolio y la entrada es gratuita.

Sitios de remanso al aire libre

Tu ciudad: Caracas desde la perspectiva de una persona local
(Ariel López/Creative Commons)

Caracas es movimiento y algarabía. Su tránsito vehicular citadino es constante y, en ocasiones, abundante, pero la ciudad también cuenta con sitios de remanso. Para encontrar estos lugares de paz y tranquilidad hay que dirigirse al Parque Los Caobos, construido en honor del Mariscal Antonio José de Sucre en 1920. Es un espacio de árboles añosos, fuentes brotantes y estatuas donde se puede caminar tranquilamente. Se encuentra a la salida de las estaciones del metro Bellas Artes y Colegio de Ingenieros.

Otra opción para encontrar tranquilidad en la ciudad es el Parque Los Chorros. En este espacio se puede disfrutar del aire fresco y relajar con el sonido que producen sus cascadas naturales y sus tibios riachuelos. El Parque Rómulo Betancourt, también conocido como Parque del Este, es un sitio ideal para olvidarse del ruido de la ciudad. Cuenta con un lago artificial con botes de remos y un zoológico.

El Teatro María Teresa Carreño y el Teleférico de Caracas

Caracas es una ciudad orgullosa de su gente, de su patrimonio, de su cultura y de su pianista María Teresa Carreño, quien tuvo un teatro erigido en su nombre.

Por el escenario de este divino recinto que data de 1972, donde Caracas muestra sus mejores galas, han desfilado grandes artistas como Marcel Marceau, Luciano Pavarroti, Plácido Domingo, Monserrat Caballé, Juan Luis Guerra, Julio Bocca, Chico Buarque, Facundo Cabral, Celia Cruz, Paco de Lucía, Armando Manzanero, Pablo Milanés, Fito Paez y muchos tantos más. El teatro cuenta con dos salas: Ríos Reyna y José Félix Ribas, donde presentan conciertos, obras de teatro, ópera, ballet, exposiciones de arte, ciclos de cine, musicales, y conferencias. El teatro María Teresa Montoya está ubicado a un costado de la Plaza Bolívar y del parque Los Caobos. Se puede llegar a él con las estaciones del metro Bellas Artes y Parque Central.

Los caraqueños también se sienten orgullosos de su teleférico (llamado Warairarepano), que tiene una longitud de 3.5 kilómetros, y cuya construcción data de 1956. Este teleférico ha tenido varias etapas, en algunas de las cuales estuvo en desuso. Sin embargo, en la actualidad se desplaza desde el centro de la ciudad hasta la cima de la montaña Ávila, precisamente donde se encuentra el Parque Nacional Ávila. También hay pista de patinaje sobre hielo y tiendas de souvenirs. El trayecto se hace en poco menos de 15 minutos y, desde luego, ofrece vistas espectaculares del paisaje caraqueño.

La Casa Natal del Libertador y la Casa Amarilla

Uno de los monumentos más entrañables de los caraqueños es la casa donde nació Simón Bolívar, allá por 1783. El Libertador vio transcurrir ahí su infancia. La habitó hasta 1792, año en el que falleció su señora madre, Doña María de la Concepción, víctima de tuberculosis. Se trata de una casa tipo colonial, cuyo patio central está adornado con una fuente. Fue declarado Monumento Nacional en 2003. Puede visitarse toda la semana (excepto los lunes), en horarios habituales. La entrada es gratuita. Se localiza a tres cuadras de la estación del metro Capitolio.

La Casa Amarilla es otro monumento histórico que provoca el orgullo caraqueño. Su construcción data del siglo XVII. Este baluarte se ha utilizado como la casa de la Capitanía General de Venezuela y como Cárcel Real en la en tiempos de la colonia. Su importancia histórica radica en que en su interior se fraguó el primer movimiento de Independencia de Venezuela, allá por 1810. En su interior se conservan objetos de la época. Se localiza en la Plaza Bolívar, muy cerca de la estación Capitolio del Metro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles