Cómo clorar agua

Escrito por anthony thompson Google | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo clorar agua
Utiliza cloro para matar las bacterias en un suministro de agua. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Si un pozo o tanque de almacenamiento se ha inundado, contaminado o no se ha utilizado durante mucho tiempo, el agua podría no ser segura para el consumo. Tratar el agua con cloro mata las bacterias que causan enfermedades y elimina una serie de impurezas. Aunque no es dañino, el cloro puede hacer que el agua tenga un olor desagradable y sabor durante unos días, después de lo cual se disipa.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Lejía casera
  • Una calculadora

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Determina la cantidad de agua en el pozo mediante la fórmula matemática para el volumen de un cilindro. Multiplica el cuadrado del radio por pi, redondeado a 3,14. Multiplica el resultado por la profundidad del agua en el pozo para obtener una medida en pies cúbicos. Por ejemplo, un pozo con un diámetro de un pie (0,30 metros) de diámetro y una profundidad de agua de 70 pies (21 metros) tendría un volumen de (0,5 x 0,5) x 3.14 x 70 = 55 pies cúbicos (16,76 metros cúbicos). Para convertir esta cifra en galones, multiplica por 7,5.

  2. 2

    Mide 1,5 cuartos (1,5 l) de lejía por cada 100 galones (379 litros) de agua a tratar. El blanqueador doméstico común que contiene hipoclorito sódico al 5,25% es ideal. Diluye la lejía con 12 partes de agua y una parte de cloro antes de verter el pozo o tanque.

  3. 3

    Vierte la mezcla de agua y lejía en el pozo o tanque. Espera una hora para permitir que el cloro se mezcle con el agua y luego abre todos los grifos de la casa hasta que el olor del cloro llegue a ser evidente, luego cierre los grifos inmediatamente. Esto asegura que el cloro esté presente en todo el sistema de distribución de agua.

  4. 4

    Debes abstenerte de utilizar los grifos durante al menos ocho horas. Esto puede ser más fácil si el cloro se añade a última hora de la tarde y permites que repose durante la noche.

  5. 5

    Abre los grifos uno por uno y déjalos correr hasta que ya no se pueda detectar un fuerte olor a cloro. Puede tardar varios días más para que todos los restos de cloro salgan de la fuente de agua.

Consejos y advertencias

  • Antes de comenzar la cloración, almacena suficiente agua para las necesidades domésticas durante al menos 24 horas para que el tanque de agua pueda permanecer inalterado. Prueba el agua para las bacterias unos días después de la desinfección con cloro. Si el problema ha regresado, tal vez necesites ayuda profesional.
  • El blanqueador puede ser peligroso. Usa guantes de goma y gafas protectoras mientras realizas la cloración y usa agua limpia para eliminar las partes del cuerpo que se te salpicaste. Evita usar variedades de lejía muy concentradas, que resultan en una sobre cloración. No uses blanqueador que contenga agentes colorantes o perfumes.
  • Al calcular la cantidad de agua en un pozo, asegúrate de usar las mismas unidades de medida de arriba a abajo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles