¿Qué es el cloruro de zinc?

Escrito por eric bagai | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué es el cloruro de zinc?
(zinc molecule image by Vladislav Gajic from Fotolia.com)

El cloruro de zinc (también conocido como fundente) es un componente químico soluble al agua. Además de usarse para preservar la madera, el cloruro de zinc está destinado a varias aplicaciones industriales, como la producción de cemento y papel de pergamino. Es una sal anhidra que se prepara causando una reacción entre el gas de cloruro de hidrógeno y el zinc caliente. En los laboratorios científicos, el cloruro de zinc es es un catalizador y agente deshidratante importante.

Otras personas están leyendo

Propiedades

El cloruro de zinc es un gránulo cristalino blanco. Suele tener un olor a acre, aunque a veces es inodoro. Este componente es estable cuando se lo almacena y se lo usa en condiciones normales, pero puede despedir cloruro tóxico y gases de óxido de zinc cuando se lo calienta para descomponerlo. Estos gases pueden provocar incendios o explosiones cuando entran en contacto con cianuros, sulfuros o potasio. Los gases corroen los metales.

Aplicaciones industriales

El cloruro de zinc se utiliza en pilas secas, tanto como electrolito, absorbente de humedad e inhibidor de corrosión. Se usa en los fundentes para soldar, galvanizar y estañar. Por ser un excelente rompedor de emulsión, el cloruro de zinc se utiliza para separar el aceite del agua. También se emplea como fluido empacador en pozos de aceite y gas. El cloruro de zinc se usa, además, como inhibidor en plantas para tratamientos de agua potable, torres de enfriamiento y pozos de gas y aceite.

Fuentes de exposición

La exposición al cloruro de zinc se produce en lugares de trabajo bajo ciertas condiciones laborales, como cuando se le da un baño de cobre al hierro, se graban metales, se hacen soldaduras con fundentes que contienen este componente químico, se galvaniza el hierro, se realizan soldaduras de acero y tuberías de hierro con arcos eléctricos, al igual que en el caso de la vulcanización y los métodos de reclamo en la fabricación de caucho y en la producción de cortinas de humo para propósitos militares. Es necesario contar con la ventilación adecuada y equipos de protección personales para asegurar que los trabajadores y el resto de las personas que están en el área no se expongan a los gases tóxicos del cloruro de zinc.

Posibles riesgos para la salud

Si se inhala, el cloruro de zinc puede destruir los tejidos del tracto respiratorio superior y de las membranas mucosas. Si se ingiere e ingresa al organismo humano, surgirán síntomas tales como la sensación de quemazón, tos, laringitis, falta de aliento, dificultad para respirar, dolor de cabeza y vómitos. Cuando los gases del cloruro de zinc entran en contacto con la piel, pueden provocarle quemaduras, úlceras e irritación. Si los gases llegan a los ojos, puede dejarlos rojos, hacer que la visión sea borrosa y causar dolor. Cuando una solución de cloruro de zinc se salpica accidentalmente en los ojos, puede ocasionarles un gran daño. Si se inhala o si la piel se encuentra expuesta reiteradamente, las consecuencias podrían ser úlceras cutáneas o asma ocupacional.

Almacenamiento

El cloruro de zinc se puede almacenar en contenedores cerrados adecuadamente y a temperaturas ambiente de bajas a cálidas que oscilen entre los 2 a 40 grados Celcius. Los contenedores dañados pueden ser peligrosos. Estos contenedores pueden resultar riesgosos incluso cuando están vacíos, ya que los residuos permanecerán como partículas en forma de sólidos o polvo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles