DESCUBRIR
×

Cómo cocer las papas para hacer una ensalada

Actualizado 21 febrero, 2017

La ensalada de papas se puede hacer de muy diversas formas y utilizando diversos tipos de papa, pero siempre (o casi siempre) son hervidas. Naturalmente, deseas que queden perfectas, ni demasiado blandas ni demasiado duras, para añadirlas a tu receta favorita.

Instrucciones

George Doyle/Valueline/Getty Images
  1. Si vas a emplear papas de piel gruesa, pélalas. Las rojas o blancas de piel más fina pueden conservar la piel si lo deseas, para de esa forma aumentar tanto el valor nutricional de tu ensalada como su colorido.

  2. Corta las papas en mitades o cuartos longitudinales para que se cocinen rápidamente y de forma uniforme. Colócalas en una olla con agua suficiente como para cubrirlas.

  3. Pon las patatas a cocer a fuego medio alto. El agua debe hervir lo suficiente como para que bulla bien, pero ten cuidado de que la espuma de la superficie no se salga y caiga sobre la cocina. Cuando el agua comience a hervir, baja el fuego para que mantener el hervor sin que se salga el agua.

  4. Una vez transcurridos 10 minutos, utiliza un tenedor para probar las papas. Mira a ver si están lo bastante suaves como par que el tenedor penetre fácilmente en ellas. Si no es así, hiérvelas cinco minutos más y pruébalas de nuevo. Hazlo así hasta que estén cocidas.

  5. Retira la olla del fuego, apaga éste y vierte el agua hirviendo. Puedes escurrir las papas con la ayuda de un colador o de cualquier otro utensilio de cocina que tengas para escurrir verduras. Déjalas enfriar en la encimera mientras preparas los demás ingredientes de la ensalada.

Consejos

  • Si te gusta la ensalada de papas más suave y cremosa, cuece las papas un poco más. Si quieres que los trozos sean más consistentes, hiérvelos durante menos tiempo y córtalos en trozos más pequeños cuando vayas a mezclar los ingredientes para tu ensalada.