DESCUBRIR
×

Cómo cocinar un arrollado de pollo

Actualizado 23 marzo, 2017

El arrollado de pollo es una tapa sencilla y barata que va como un aperitivo para la cena de una fiesta o como parte de una comida. Puede hacerse simple o relleno de queso y especias o cualquier cosa que quieras ponerle. Una forma de cocinar un arrollado de pollo es horneándolo. En una hora o menos puedes servirle a tu familia un plato de pollo tierno y delicioso cocinado en una forma diferente y creativa.

Instrucciones

    Cómo cocinar un arrollado de pollo

  1. Precalienta el horno a 350 ºF (177 ºC). Cubre una bandeja con papel aluminio. Quítale la piel a las pechugas de pollo. Luego, enjuaga cada una en agua fría y sécalas con toallas de papel.

  2. Rebana una pechuga de pollo de forma pareja a la mitad hasta obtener dos trozos delgados. Corta las otras tres pechugas de la misma forma.

  3. Coloca la manteca en la sartén y cocínala a fuego medio hasta que se derrita. Mezcla el ajo, el puré de papas instantáneo y el queso parmesano en un cuenco.

  4. Espolvorea con sal y pimienta los ocho trozos de pollo. Luego, esparce el queso muzzarella sobre cada pieza de carne, hasta que no te quede más queso.

  5. Toma el extremo de uno de los trozos de pollo y con cuidado enróllalo. Amarra el arrollado de pollo con un palillo de dientes. Enrolla el resto de las rebanadas de la misma manera.

  6. Sumerge cada rollo de pollo en la manteca derretida. Luego, reboza completamente cada uno con la mezcla de puré instantáneo.

  7. Coloca cada arrollado sobre la bandeja. Hornéalos entre 35 y 40 minutos. Retíralos del horno y deja que se enfríen un poco antes de comerlos.

Consejos

  • Puedes cortar cada arrollado en rebanadas o comerlos enteros.

Necesitarás

  • Una bandeja
  • Un papel aluminio
  • Unas toallas de papel
  • 4 pechugas de pollo
  • Un cuchillo afilado
  • Una taza de manteca
  • Una sartén
  • Una cucharada de ajo
  • 1/2 taza de puré instantáneo
  • 1/2 taza de queso parmesano
  • Una cucharada de pimienta negra
  • Una cucharada de sal
  • Una taza de queso muzzarella en hebras
  • Unos palillos de dientes