Cómo cocinar cebada perlada deshidratada

Escrito por mike frees | Traducido por felipe builes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cocinar cebada perlada deshidratada
La cebada es un grano muy nutritivo, que puede usarse en una amplia variedad de recetas. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La perlada o los granos de cebada perlada pasan por un proceso de limpieza, de extracción de espigas, exposición al vapor y finalmente deshidratación. Esto hace que el grano se cocine más rápido que la cebada sin procesar. Este es muy versátil, ya que puede ser un sustituto del arroz o la pasta como un plato de acompañamiento, o ser ingrediente en una variedad de sopas y guisos e incluso postres. Empieza por aprender la técnica básica de cocción de cebada y luego utiliza este nutritivo alimento en una gran variedad de platos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Cocina un plato sencillo de cebada. Pon a hervir tres tazas de agua o usa caldo de pollo o vegetales para dar sabor. Si lo deseas, añade medio cucharadita de sal. Cuando el líquido esté hirviendo, agrega una taza de cebada perlada. Baja la llama, tapa la olla y cocina los granos a fuego lento durante 45 minutos. Cuela los granos y sirve. Para hacer seis porciones necesitas entre tres y cuatro tazas de cebada. Si te sobra cebada cocida, cúbrela y guárdala en la nevera o congélala.

  2. 2

    Cocina un abundante guiso de carne con cebada. En una olla grande, calienta una cucharada de aceite para dorar una libra y media (700 g) de carne cocida y una cebolla picada. Añade tres tazas de caldo de carne, una taza de cebada perlada, 1 cucharadita de tomillo seco, un cuarto de cucharadita de romero seco y un cuarto de cucharadita de pimienta. Tapa y cocina a fuego lento durante una hora. Luego, añade cuatro zanahorias en rodajas y dos papas en cubos. Cocina por 30 minutos o hasta que las papas y las zanahorias estén tiernas. Por último, agrega un cuarto de taza de maíz congelado y otra de judías verdes congeladas. Sazona con sal al gusto.

  3. 3

    Prueba hacer un delicioso budín cocido al horno. Para empezar mezcla dos tazas de cebada perlada cocida (como se describe en el paso uno) con un cuarto de taza de almendras picadas, media taza de pasas, una cucharada de jugo de limón fresco y una cucharadita de cáscara de limón rallada. Coloca la mezcla en una fuente hornear. Mezcla dos tazas y medio de leche entera, dos huevos, media taza de miel, media cucharadita de extracto de vainilla y un cuarto de cucharadita de sal. Vierte la mezcla sobre la preparación de cebada. Revuelve bien y hornea a 350 grados Fahrenheit (176 °C) hasta que cuaje.

Consejos y advertencias

  • La cebada perlada se puede usar en cualquier receta como un sustituto del arroz. Sólo recuerda que ésta absorbe alrededor del 50 por ciento más de líquido que el arroz, por lo que deberás ajustar la receta correspondiente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles