Cómo cocinar garrapiñada a la argentina

Escrito por juan guaresti
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cocinar garrapiñada a la argentina
Las garrapiñadas típicas argentinas son a base de maní. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Las garrapiñadas argentinas tienen gusto a mate, a familia, a tango, a cervezas con amigos en un bar tradicional frente a plaza de mayo. Si añoras el sabor de los adoquines y veredas angostas de su metrópolis, o la magia de sus barrios y pueblos en las fiestas de fin de año, aliméntate de argentinidad con garrapiñadas de lujo en tan solo 12 minutos. “¡Animate, che!”

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 vaso de maní crudo con cáscara
  • 1 vaso de azúcar refinada
  • 1 vaso de agua
  • 1 olla de cobre
  • 1 cuchara de madera

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    ¡A cocinar!

  1. 1

    Mezcla todos los condimentos en un bol y pásalos a una olla de cobre. Ponla a fuego fuerte hasta que burbujee (hierva). Una vez en ebullición se le puede agregar esencia de vainilla (a gusto). Comenzarás a sentir la seducción del aroma humeando por la conducción del calor del cobre. Tu nariz te cantará un tanguito.

  2. 2

    Espera a que el almíbar comience a secarse revolviendo cada tanto, chequeando el punto del almíbar. A medida que se espesa, revuelve con mayor constancia. La mezcla se ira tornando oscura y cada vez más densa al acercarse al punto de retirar del fuego (más o menos 6 minutos). Retira la mezcla caliente del fuego cuando haya quedado prácticamente sin líquido y revuelve para que la mezcla se pegue alrededor del maní mientras se enfría.

  3. 3

    En este punto, la garrapiñada ya estará hecha y podrá comerse sin mayor elaboración y trabajo. Sin embargo este es un manjar que también entra por los ojos. Para darle el toque magistral es necesario un nuevo golpe de calor. Se irá derritiendo de a poco el azúcar que no haya llegado a pegarse al maní, y el color pálido de la garrapiñada irá adquiriendo una tonalidad más atractiva, producto del punto caramelo pegándose al maní a medida que se revuelve la garrapiñada.

  4. 4

    Notarás el color distintivo de la garrapiñada argentina, brillante y acaramelada. Una vez conseguido esto debes retirar la olla del fuego sin parar de revolver mientras baja la temperatura. Una vez conseguido el color del caramelo, coloca las garrapiñadas en una fuente para que se enfríen un poco antes de comerse.

Consejos y advertencias

  • Procura no calentar demasiado la olla en el segundo golpe de calor. De otro modo costará más enfriarlo, y habrá que revolver por más tiempo del necesario para que no se forme una masa sólida al quitar del fuego.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles