Cómo cocinar con un hueso para sopa

Escrito por diane watkins Google | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cocinar con un hueso para sopa
Una buena sopa empieza con un buen hueso. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

Los huesos le agregan sabor a una sopa o caldo. Los mejores huesos tienen un poco de carne, pero aún los que no la tienen dan buen sabor. Usa un hueso crudo comprado al carnicero o uno que te haya sobrado de una preparación. Para obtener mejores resultados, debes cocinarlo lentamente y mucho tiempo, pero algo del tiempo de cocción puedes emplearlo también en cocinar otros ingredientes de la sopa.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Olla
  • Cuchillo
  • Asadera (opcional)
  • Cucharón
  • Ingredientes para sopa

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elimina toda la grasa visible del hueso. Puedes usarlo así como está o asarlo para que tenga más sabor y color. Los huesos de res y de pollo son particularmente buenos para ser asados. Los huesos de la carne ahumada o cocida no precisan ser asados. Si eliges hacerlo, colócalo en una asadera y llévalo cubierto al horno a 450 ºF (232 ºC) durante unos 30 minutos o hasta que esté dorado, dándolo vuelta una vez.

  2. 2

    Retira los huesos del horno y drena la grasa que se haya acumulado. Colócalos en la olla.

  3. 3

    Agrega 1/2 o 1 taza de agua a la asadera y recoje los pedacitos dorados que hayan quedado en la base. Agrégalos a la olla de la sopa.

  4. 4

    Cubre los huesos con agua fría y llévalos a cocinar a fuego medio a alto. Haz que el agua hierva y luego reduce el fuego inmediatamente para que se cocinen a fuego lento.

  5. 5

    Cocina lentamente los huesos por un mínimo de 30 minutos a una hora para extraer el sabor. Los huesos grandes deben cocinarse más tiempo.

  6. 6

    Retira el hueso de la olla y déjalo enfriarse para poder manipularlo. Mientras, retira con una espumadera la espuma o grasa que haya quedado flotando en el caldo.

  7. 7

    Retira toda la carne del hueso y pícala. Vuelve a ponerla en la olla. Desecha los huesos pequeños, pero coloca otra vez los grandes en la olla para continuar dándoles sabor a la sopa.

    Para obtener una sopa clara, cuela el caldo antes de usarlo.

  8. 8

    Agrega el resto de los ingredientes para la sopa y cocínalos a fuego lento. Vigila el nivel del líquido y agrega más agua si es necesario para mantener todos los ingredientes cubiertos.

Consejos y advertencias

  • Los huesos grandes de jamón y de vaca siguen dando sabor durante varias horas. Los huesos de pollo y pavo lo pierden rápidamente.
  • Los ingredientes aromáticos como las hojas de laurel, las cebollas y los condimentos pueden agregarse a los huesos para obtener sabor extra.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles