Cómo cocinar langosta

Escrito por maría lorena peralta Google
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Introducción
  • Introducción

    Cómo cocinar langosta

    A pesar de que antiguamente se tenía el concepto de que la langosta era una comida para granjeros pobres, en la actualidad se la considera uno de los manjares más exquisitos que es bien apreciado en cualquier parte del mundo. Pese a ser un platillo muy sofisticado, la langosta es sumamente fácil y rápida para cocinar. Con pocos ingredientes y sin perder mucho tiempo en la cocina, quedarás muy bien con tu familia o si tienes invitados a cenar.

    Cómo se debe cocinar una langosta. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

  • 1 / 4

    Pela y corta la cebolla en trozos grandes. Limpia y corta también las zanahorias y el apio. Coloca las verduras en una cacerola grande con tres litros de agua. Agrégale las hojas de laurel, la sal marina y el tomillo. Lleva la cacerola al fuego para preparar el caldo para las langostas.

    Pela y corta la cebolla. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

  • 2 / 4

    Cuando la preparación ya esté tibia, agrégale a la olla un vaso de vino blanco a temperatura ambiente y medio vaso de jugo de limón recién exprimido y sin pulpa para aumentar el sabor del caldo. Luego, deja que hierva hasta que el caldo ya tenga buen color y sabor.

    Agrégale vino blanco al caldo. (Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images)

  • 3 / 4

    Toma las langostas por los costados, colócalas sobre la mesa o sobre una tabla de madera y córtales los precintos plásticos que sostienen las tenazas. Ponlas en la cacerola con el caldo y las verduras. Déjalas cocinar hasta que vayan tomando color. Cuando esto ocurra, espera cinco minutos más y retira la cacerola del fuego.

    Quítale el precinto plástico de las tenazas. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

  • 4 / 4

    Lleva la cacerola a la mesa para mantener a buena temperatura las langostas. Retíralas del caldo con una pinza y sirve en cada plato una langosta. Para acompañar, puedes preparar una bandeja con limones cortados a la mitad, también mantequilla derretida o cualquier otro aderezo que sea de tu agrado.

    Sirve una langosta por persona. (PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images)

  • 1 / 4

    Coloca la langosta en una cacerola en la que quepa cómodamente y agrégale por lo menos tres litros de agua y una cucharada de sal. Déjala hervir durante 15 minutos. Luego, retira la cacerola del fuego, saca la langosta del agua con una pinza y con mucho cuidado para que no se desarme.

    Pon la langosta en una cacerola para que hierva. (Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images)

  • 2 / 4

    Apoya la langosta sobre la mesa con la parte plana para abajo. Una vez que lo hayas hecho, Tomar un cuchillo bien filoso y abre la langosta desde la cabeza hasta la cola. Sepárala bien con las manos, hasta el máximo posible, pero sin llegar a dividirla en dos mitades.

    Coloca la langosta sobre la mesa. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

  • 3 / 4

    Toma una sartén, coloca la mantequilla y deja que se derrita, una vez que este lista, colócala dentro de una taza. Exprime dos limones y mezcla el jugo con la mantequilla derretida. Agrégale un poco de perejil picado, mezcla bien todo y con un pincel pequeño pinta la parte de adentro de la langosta.

    Derrite la mantequilla en una sartén. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

  • 4 / 4

    Coloca la langosta en la parrilla con la apertura hacia abajo. Déjala que se ase por poco tiempo. Cinco o seis minutos deberían ser más que suficientes. Si dejas la langosta durante más tiempo en la parrilla, la carne podría quedar dura, con consistencia de chicle o tener mal sabor.

    Cuando la langosta esté lista, retírala de la parrilla. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

  • Lista de verificación

    Algunos cosas que podrías necesitar

    • Cacerola
    • Cuchillo
    • Sartén
    • Tabla
    • Pinza
    • Pincel
    • Taza
    • Cebollas
    • Zanahorias
    • Apio
    • Sal marina
    • Laurel
    • Tomillo
    • Agua
    • Vino blanco
    • Jugo de limón
    • Mantequilla
    • Perejil
  • Más información

    Consejos y advertencias

    Es recomendable elegir langostas que no pesen más de 750 gramos. Cuando cocines la langosta, sabrás que está lista en el momento que tome un color rojo brillante. Puedes cocinar la langosta al vapor, pero la cáscara sale más fácilmente si lo haces en agua hirviendo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles