Cómo cocinar lentamente una falda de ternera

Escrito por contributing writer | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Se puede utilizar la falda de ternera para preparar comidas deliciosas y suculentas. Sigue estos pasos para cocinar lentamente una falda de ternera.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 1/2 libras (700 grs.) de falda de ternera de segundo corte
  • 1 cebolleta grande
  • 2 zanahorias
  • 3 varas de apio
  • Pasta de tomate
  • 1 cucharadita de salvia fresca
  • Sal
  • Pimienta
  • Harina común
  • 1 1/2 taza de vino tinto seco
  • Aceite de oliva
  • Cacerola grande de doble fondo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ten en cuenta que lo fundamental con respecto a la falda es el tipo de corte. Existen dos cortes de falda: el primero, que es más grande y más comunmente utilizado; y el segundo (o punta), que es un poco más pequeño. El segundo corte es mejor para hacerlo braseado, ya que tiene un mejor contenido de grasa por lo cual tiene mejor sabor y es menos seco. Asegúrate de que la carne no esté tratada para preparar "corned beef" (o ternera en granos). Cómprala en la carnicería para asegurarte de que no haya sucedido esto último. Una vez que tengas la carne, es hora de prepararla.

  2. 2

    Alista los vegetales y la carne. Corta la cebolleta, el apio y la zanahoria. No es necesario que los cortes de manera prolija, ya que no se servirán con la carne. Aplasta cuatro o cinco dientes de ajo, no es necesario que los piques. Deja los vegetales listos a un lado. Coloca sal y pimienta en ambos lados de la carne, luego cúbrela con harina y retira el excedente. Es hora de comenzar a cocinar.

  3. 3

    Sella la carne y cocina los vegetales. Añade dos o tres cucharaditas de aceite en la cacerola y deja que se caliente. Una vez caliente, coloca la carne sobre el aceite. Deja que selle durante dos o tres minutos o hasta que esté dorada y con costra. Repite el proceso en todos los lados y añade aceite de ser necesario. Una vez sellada, retira la carne de la cacerola, colócala en un plato y cúbrela con papel film. Baja la temperatura de la cacerola. Añade más aceite y los vegetales. Salpimenta y deja que se cocinen durante cinco o seis minutos o hasta que la cebolleta esté transparente. Añade dos cucharaditas de la pasta de tomate y deja que se cocine durante tres o cuatro minutos más sin revolver. Desglasa con el vino y raspa el fondo de la cacerola con una cuchara de madera para despegar todo el sabor. Deja que el líquido rompa hervor y añade la salvia.

  4. 4

    Añade la carne. Pásala delicadamente del plato a la cacerola. Asegúrate de que los vegetales y el líquido cubran hasta la mitad de la carne. Baja la temperatura y cubre la cacerola con la tapa. Es momento de esperar. La carne estará cocida y lista para comer en alrededor de una hora, pero si tienes tiempo, deja que se cocine durante cuatro o cinco horas. El resultado será fantástico. Cuanto más tiempo se cocine la carne, más complejos serán los sabores, gracias a los vegetales, y más tierna quedará.

  5. 5

    Sirve la falda. Una vez cocida, retira la carne de la cacerola y llévala a la mesa. Al cortarla, asegúrate de hacerlo en contra de la fibra o los pedazos serán más duros. Recupera los líquidos de la cacerola para utilizar como salsa. Puedes servir con patatas gratinadas y coles de brucelas salteadas.

Consejos y advertencias

  • Al sellar la falda, asegúrate de alejar el rostro de la cacerola para evitar quemarte con el aceite.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles