Cómo cocinar un malvavisco

Escrito por ehow contributor | Traducido por luciana renata colautti
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cocinar un malvavisco
Sigue los siguientes consejos para disfrutar tus malvaviscos. (Marshmellows image by Ste from Fotolia.com)

Sin importar si te gusta el malvavisco tostado o bien asado, ésta es la técnica correcta para prepararlo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Encendedores de carbón
  • Tabletas de carbón
  • Galletas Grahams
  • Malvaviscos grandes
  • Utensilios para barbacoa

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Consigue un palo limpio y de mango largo o un tenedor de barbacoa adecuado para malvaviscos. Un gancho para ropa extendido también funcionará.

  2. 2

    Inserta uno o dos malvaviscos en el extremo de la vara o el tenedor para barbacoa, de modo que el malvavisco quede bien asegurado.

  3. 3

    Sostén el malvavisco sobre el fuego o las brasas, colocándolo de tal manera que se suspenda de una a tres pulgadas (2,5 a 7,5 cm) por encima de la fuente de calor.

  4. 4

    Gira el utensilio cuando la parte inferior esté de color marrón oscuro, de manera que el lado crudo quede por encima del fuego.

  5. 5

    Continúa girando el malvavisco hasta que todos sus lados estén dorados.

  6. 6

    Retira el malvavisco del fuego, teniendo en cuenta que los utensilios de metal pueden calentase en los extremos más cercanos al fuego, por lo que debes manipularlos con cuidado.

  7. 7

    Desliza el malvavisco suavemente fuera del utensilio cuando se haya enfriado y puedas tocarlo cómodamente.

  8. 8

    Disfruta tu malvavisco.

Consejos y advertencias

  • El fuego lento o las brasas proporcionan las mejores condiciones para asar malvaviscos.
  • Si te gusta el malvavisco bien hecho, introdúcelo brevemente en la llama hasta que se prenda fuego, dejando que se queme sólo unos segundos hasta que el exterior sea torne de un color marrón oscuro y cruja, y luego apaga la llama.
  • No dejes que los utensilios de barbacoa se hundan en el fuego, o podrían quedar cenizas sobre tu malvavisco.
  • No quemes el malvavisco, o puede resbalarse del palo y caer en el fuego.
  • Si utilizas un palo para asar malvaviscos, asegúrate de que no provenga de una planta venenosa, como la adelfa o belladona. Si tienes dudas, no lo uses.
  • Nunca uses carbón en interiores o en un área sin ventilación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles