Cómo cocinar nabos y chirivías

Escrito por alyssa ideboen | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cocinar nabos y chirivías
Aprende a cocinar tubérculos para añadir variedad a tus comidas. (Martin Poole/Digital Vision/Getty Images)

Los nabos y las chirivías tienen carne pálida y blanca y se pueden comer crudos o cocidos. Un nabo tiene forma redonda, como bulbo con una piel blanca y púrpura. Las chirivías se parecen a una zanahoria gruesa en su forma y tienen una piel nudosa y morena. Retirar la piel expone su carne firme y limpia, mientras que un nabo no necesita ser pelado. Bajos en calorías y con una larga vida útil, los nabos y chirivías aportan fibra a una dieta saludable. Cocina un lote de cada uno y sírvelos como un refrigerio nutritivo o un plato sabroso.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tabla de cortar
  • Cuchillo afilado
  • Pelador de verduras
  • Tazas de medir
  • Olla grande con tapa
  • Colador
  • 1/4 de crema agria
  • 1/4 taza de crema de leche o leche
  • Cucharas para medir
  • 1 cucharadita de nuez moscada molida
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Queso parmesano (opcional)
  • 1/4 taza de pan rallado (opcional)
  • Ajo (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Chirivías al vapor

  1. 1

    Lava 1 libra (454 g) de chirivías en agua fría. Colócalas en una tabla de cortar.

  2. 2

    Quita la base de la raíz y la punta con un cuchillo afilado. Retira la capa externa de la piel con el pelador de verduras.

  3. 3

    Córtalas en trozos de 1/4 pulgada de ancho (0,63 cm). Colócalas en una cacerola grande y agrega aproximadamente 1/2 pulgada (1,27 cm) de agua.

  4. 4

    Cubre y cocina al vapor las chirivías a fuego medio-bajo durante 15 a 20 minutos. Comprueba el nivel de agua de vez en cuando y añade más si parecen demasiado secas. Las chirivías deben quedar tiernas y suaves.

  5. 5

    Cuela las chirivías en un colador. Pon los tubérculos cocidos en un procesador de alimentos. Añade 1/4 taza de crema agria, 1/4 taza de crema o leche y 1 cucharadita de nuez moscada molida.

  6. 6

    Procesa las verduras a velocidad alta hasta que se forme un puré suave. Añade sal y pimienta molida al gusto.

    Nabos salteados

  1. 1

    Lava 1 libra (454 g) de bulbos de nabo.

  2. 2

    Coloca los nabos en una tabla de cortar y recorta las puntas de cada bulbo con un cuchillo afilado.

  3. 3

    Corta cada nabo por la mitad. Haz cortes verticales y horizontales para cortar las mitades en cubos pequeños.

  4. 4

    Vierte 1 cucharada de aceite de oliva en una cacerola grande. Añade los nabos con 1/4 taza de agua. Cubre la cacerola con una tapa.

  5. 5

    Cocina a fuego medio-bajo durante 10 a 15 minutos hasta que puedas perforar los nabos con un tenedor.

Consejos y advertencias

  • Añade parmesano rallado y especias secas para agregar sabor a tus chirivías.
  • Pon 1/4 taza de migas de pan a tu puré de nabos para darle una consistencia más rígida.
  • Añade ajo picado, sal y pimienta a tus nabos para aumentar su sabor.
  • Comprueba las verduras con regularidad para evitar que se quemen.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles