DESCUBRIR
×

Cómo cocinar Pak Choi

Incorpora vegetales asiáticos a tu menú con un pak choi fresco. También conocido como bok choi, el vegetal de hojas verdes bajo en calorías y con vitamina C es una fuente sabrosa de calcio. El pak chpi bebé cosechado cuando la hoja de la planta no mide más de 6 o 7 pulgadas (15 o 17 cm) de alto es un acompañamiento elegante para el tofu, los fideos y los platos principales inspirados en la cocina asiática. El pak choi maduro normalmente se lo fríe y se lo sirve tibio como un acompañamiento colorido. El pak choi se consigue en los mercados de granjas al final del otoño y en las verdulerías con variedad durante todo el año.

Instrucciones

Ciaran Griffin/Stockbyte/Getty Images

    Pak choi frito y revuelto

  1. Separa las hojas de una planta madura de pak choi y enjuágala en agua fría. Córtala en piezas de 1 pulgada (2,54 cm). Prepara dos tazas de pak choi crudo por plato.

  2. Vierte una cucharada de agua y vino blanco o jerez seco con una cucharada de salsa de soja baja en sodio por plato. Bate una cucharada de maicena y una cucharada de azúcar en el líquido.

  3. Vierte dos cucharadas por plato de aceite de sésamo o canola en la sartén para freír. Calienta el aceite a temperatura alta. Agrega el pak choi a la sartén, revolviendo frecuentemente con las tenazas. Luego de cuatro minutos vierte la mezcla líquida en la sartén y revuelve varias veces para cubrir las hojas mientras cocinas por un minuto más antes de servir.

    Pak choi bebé cauterizado

  1. Enjuaga el pak choi bebé en agua corriente fría. Apoya toda la cabeza de la planta en una tabla para cortar y córtala a la mitad longitudinalmente.

  2. Mide una cucharada de aceite de canola por cada sección de pak choi en una sartén pesada y caliéntalo a fuego medio fuerte. Cuando esté caliente, coloca el pak choin con el lado cortado hacia abajo en la sartén. Cubre cada mitad con una pizca de sal kosher y deja que se cocine sin moverlo por dos minutos. Levanta una pieza de pak choi con la pinza para revisar si ese lado está cocido. Cocina por otros 30 a 45 segundos si es necesario.

  3. Gira el pak choi en la sartén. Vierte dos cucharadas de caldo de gallina o vegetal por pieza de pak choi cauterizado. Deja que se cocine por un minuto, luego revuelve levemente por otro minuto o dos hasta que los tallos queden completamente suaves.

Consejos

  • Agrega ajo picado, escamas de pimienta o limón durante el último minuto de cocción para un golpe de sabor adicional.
  • Adorna el pak choi cocido con almendras tostadas o semillas de sésamo, cebollines o cilantro cortado.

Advertencias

  • No utilices el pak choi que esté marchito o suave. Selecciona cabezas que tengan tallos duros y hojas de color verde oscuro.

Necesitarás

  • Cuchillo de cocina afilado
  • Vino blanco
  • Jerez seco
  • Maicena
  • Azúcar
  • Batidor
  • Aceite de sésamo
  • Aceite de canola
  • Sartén
  • Sal kosher
  • Tenazas de cocina