Cómo cocinar patas de pavo ahumadas

Escrito por remy lo
Cómo cocinar patas de pavo ahumadas

Image provided by mzacha.

Preparar patas de pavo ahumadas añade sabor a la simple cocción u horneado. Ahumar una pata de pavo es un proceso relativamente simple agregando unos pocos materiales y una cuidadosa preparación. Las patas de pavo pueden ser ahumadas primero y congeladas para ser consumidas más tarde y constituye un plato para todo el año en oposición de los pavos enteros que se emplean en días festivos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1/2 taza de sal (de mesa o Kosher)
  • 1/2 galón de caldo o concentrado de pollo
  • 1/2 galón de agua helada
  • 1/4 de taza de azúcar moreno (negro o rubio)
  • Un recipiente grande
  • Una parrilla de gas o de carbón

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prepara el adobo para las patas de pavo. Hazlo colocando 1/2 galón de concentrado de pollo en un recipiente grande. Agrega 1/4 de taza de azúcar moreno y 1/2 taza de sal al concentrado de pollo y llévalo a hervor. Revuelve la mezcla para asegúrarte de que la sal y el azúcar moreno se disuelvan por completo. Retira del fuego la preparación y déjala enfriar a temperatura ambiente.

  2. 2

    Coloca las patas de pavo en la marinada. Justo antes de hacerlo, agrega una igual cantidad de agua helada a la mezcla de concentrado de pollo. Esta cantidad debería ser de 1/2 galón. En un contenedor o recipiente , sumerge en la mezcla tus patas de pavo completamente escurridas y déjalas empaparse por 8 a 24 horas, dependiendo de su tamaño. Los muslos más grandes necesitan remojarse por más tiempo. Refrigera las patas de pavo mientras se marinan.

  3. 3

    Retira las patas de pavo de la marinada una vez se hayan embebido. Enjuaga las patas de pavo con agua fría o a temperatura ambiente. Luego de ésto, condiméntalas con tus hierbas y especias favoritas. Para ello, puedes emplear tanto fricción seca como húmeda (condimento mezclado con aceite de oliva o aceite vegetal).

  4. 4

    Calienta tu asador a los 220 a 250 grados Fahrenheit. Si estás empleando una parrilla de carbón, asegúrate de que todas las brasas se encuentren de un lado de la base de la parrilla. Humedece la mitad de las astillas saborizadas con humo; deja seca la otra mitad. Envuelve cuatro paquetes individuales con un puñado de astillas húmedas y un puñado de astillas secas en papel de aluminio. Pincha un orificio o dos en los paquetes de modo que el humo se escape fácilmente.

  5. 5

    Engrasa el enrejado de la parrilla para que las patas de pavo no se peguen. Coloca las patas de pavo sazonadas en un lado de la parrilla que no se encuentre expuesta a calor directo. Coloca un paquete de astillas en la llama o sobre las brasas, dependiendo de la clase de parrilla que tengas. Deja que las patas de pavo se cocinen con la tapa cerrada durante cuatro horas o hasta que tengan 170 grados Fahrenheit en su interior. Renueva el paquete de ahumado por lo menos cada hora.

Consejos y advertencias

  • Cambia el tipo y la cantidad de astillas de humo empleadas para conseguir un sabor diferente y más concentrado. Usa palillos para sujetar la piel de las patas de pavo en su lugar mientras se ahúman porque se encogerá durante el proceso.
  • Ten un extinguidor de incendios a mano siempre que trabajes alrededor de llamas o de parrillas exteriores.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media