Cómo cocinar pato salvaje sin ese gusto a ave de caza

Escrito por alexis rohlin | Traducido por andrés marino ruiz
Cómo cocinar pato salvaje sin ese gusto a ave de caza
Para lograr el mejor sabor, asa un pato hasta que esté jugoso. (Eising/Photodisc/Getty Images)

El sabor a pato salvaje depende de dónde haya vivido y de qué se hayan alimentado. Los patos de aguas bajas como los ánades reales, cercetas y patos silbadores tendrán un genial gusto, con un suculento sabor, ya que se alimentan con los granos locales. Cuando un pato salvaje se cocina de más, desarrollará un gusto a ave de caza, similar al gusto a hígado. Puedes cocinar pato salvaje sin este gusto cocinándolo hasta que esté jugoso. El pato jugoso estará firme, rosado y con un poco de sangre.

Instrucciones

  1. 1

    Enciende el horno a 425 ºF (220 ºC) y precalienta por 10 o 15 minutos.

  2. 2

    Mientras se precalienta tu horno, suavemente pasa tus manos por la piel del pato para buscar indicios de plumas puntiagudas. Éstas son blandas, duras, ligeramente filosas y muy cortas. Si te cruzas con alguna de estas, utiliza tus dedos pulgar e índice para removerlas. Puede que debas presionar con el pulgar de la otra mano debajo de la pluma para empujarla cuando intentes removerla.

  3. 3

    Enjuaga el pato con agua y seca su piel con una toalla de papel. Corta una manzana en cuartos con un cuchillo para pelar. Coloca cuatro clavos en la piel de la manzana, comenzando por la parte de la punta, de forma equiespaciada. Pela una cebolla y corta cuñas de 1 pulgada (2,5 cm). Inserta la manzana con los clavos en la cavidad del pato, junto con romero y las cuñas de cebolla.

  4. 4

    Vierte un poco de aceite de oliva en tu mano y frótalo contra la piel del pato. Luego espolvorea una buena pizca de sal kosher sobre el pato, de modo que se adhiera a la piel. Coloca al pato sobre sus pechugas mirando hacia arriba en el centro de la rejilla para asar de tu asadera. Colócalo en el horno, en el medio de la rejilla. Baja la temperatura del horno a 425 ºF (220 ºC).

  5. 5

    Hornea el pato por 10 minutos. Retíralo e inserta un termómetro de carne en la parte más gruesa del pato. Si no lees 135 ºF (60 ºC), coloca el pato nuevamente en el horno por tres minutos y vuelve a revisar. Algunos patos pueden tardar hasta 25 minutos en cocinarse, pero no te bases únicamente en el tiempo, ya que puede cocinarse en exceso rápidamente. Deja que el pato repose 15 minutos antes de cortarlo para dejar que los jugos se asienten en la carne.

Consejos y advertencias

  • Puedes también recubrir con manteca al pato y cocinarlo en un parrilla por 10 minutos por un lado y cinco en el otro.
  • Comer carne cruda y semi cruda puede causar que contraigas enfermedades que estaban en la carne del animal.

Necesitarás

  • Toallas de papel
  • Termómetro de carne
  • Aceite de oliva
  • Sal kosher
  • Una asadera con rejilla
  • Romero fresco
  • Una manzana
  • Pelador
  • 4 clavos
  • Una cebolla blanca

Lista completaMinimizar

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles