Cómo cocinar quingombó

Escrito por ruth nix | Traducido por verónica sánchez fang
Cómo cocinar  quingombó

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El quingombó es usado en muchos platos de la cocina sureña como el estofado de quingombó , este sabroso vegetal funciona por sí mismo. El quingombó es comúnmente preparado de forma rápida por los chefs hervido o frito, se sirve caliente y con frecuencia no sazonado sirve como aperitivo o guarnición.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Quingombó
  • Suero de mantequilla
  • Harina de maíz
  • Olla
  • Agua
  • Freidora
  • Aceite para freír (de oliva o de maní)
  • Espátula de metal
  • Cuchillo
  • Toallas de papel
  • 2 tazones grandes
  • 1 plato grande
  • Sal
  • Pimienta

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Hervido

  1. 1

    Lava el quingombó con agua del grifo.

  2. 2

    Corta las cabezas y puntas del quingombó.

  3. 3

    Retira la piel dañada o decolorada con una navaja.

  4. 4

    Rebana en ruedas de cerca de 1/2 pulgada de grueso (2.5 centímetros). También puedes dejar el quingombó entero, si lo deseas.

  5. 5

    Hierve agua en una olla. Asegúrate de hervir suficiente agua como para sumergir todo el quingombó.

  6. 6

    Agrega el quingombó. Cocina durante 4 o 6 minutos.

  7. 7

    Drena el quingombó. Sazona con sal o pimienta, si lo deseas. Sirve caliente.

    Frito

  1. 1

    Lava en quingombó con agua del grifo.

  2. 2

    Corta las cabezas y puntas del vegetal.

  3. 3

    Retira la piel dañada o decolorada con una navaja.

  4. 4

    Corta en rebanadas de cerca de 1/2 pulgada de grosor (2.5 centímetros). Puedes dejarla entera, si así lo deseas.

  5. 5

    Vierte un cuarto de aceite a una sartén para freír y calienta a 360 grados Fahrenheit (182 centígrados).

  6. 6

    Coloca por lo menos 1/2 taza de harina de maíz en un recipiente ancho.

  7. 7

    Vierte por lo menos 2 tazas de suero de leche en otro recipiente ancho. Agrega quingombó y cubre con más suero para que se remoje bien. Déjalo reposar por lo menos durante 2 minutos.

  8. 8

    Saca cada pieza de quingombó del suero y espolvorea con la harina de maíz. Sacude cada pieza para retirar el exceso. Agrega más harina de maíz de ser necesario.

  9. 9

    Agrega con calma el quingombó al aceite caliente y fríe durante 5 o 10 minutos, hasta que adquieran un color dorado.

  10. 10

    Usa una espátula de metal para llevar el quingombó de la sartén a un plato cubierto con servilletas.

  11. 11

    Permite que el quingombó se drene en las servilletas. Sirve caliente.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media