Cómo cocinar tamales sin utilizar una olla vaporera

Escrito por maryelser kinmore
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cocinar tamales sin utilizar una olla vaporera
(ground beef image by Julianna Olah from Fotolia.com)

¿Cuando piensas en tamales te imaginas una vaporera repleta de hojas de mazorca sobre una cobertura de maíz rellena de carne? ¿O visualizas los tamales enlatados que puedes comprar en una tienda? Aunque no tengas una vapopera, es posible hacer tamales caseros cuyo sabor sea como los que venden en los restaurantes. En poco tiempo tu casa se llenará del delicioso aroma de los tamales que cocinarás en el horno.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 3 lbs. de carne molida
  • Agua
  • Papel para cubrir los tamales
  • Cuatro cubos para caldo de res
  • Una lata grande de pasta de tomate
  • 1 onza de ají en polvo
  • 2 cucharadas de polvo de ajo
  • 1 cucharada de pimienta negra
  • 1 cucharada de sal
  • 1 taza de harina de maíz
  • 1/4 de taza de aceite de maíz
  • Una cacerola grande

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca la carne molida en un sartén grande y agrégale una taza de agua fría. Cocínala a fuego medio alto hasta que esté completamente cocida. Asegúrate de mantener suficiente agua en el sartén para que la carne no se sobrecocine.

  2. 2

    Escurre el agua y coloca la carne en una cacerola o recipiente grande. Coloca la carne y el caldo en el refrigerador hasta que estén completamente fríos, aproximadamente una hora, y luego sácalos. Después, remoja el papel para los tamales en agua caliente para que te sea más fácil enrollarlos.

  3. 3

    Añade suficiente agua al caldo para hacer 4 tazas y agrega los cubos de res. Agrega la pasta de tomate, ají y ajo en polvo, pimienta negra y sal. Mueve el caldo para incorporar todos los ingredientes y cocínalo a fuego medio hasta que el líquido esté tibio.

  4. 4

    Coloca la harina de maíz en un recipiente grande, añade el aceite, una taza de agua, y mezcla. La harina debe quedar pegajosa como la mantequilla de maní. Si está demasiado pegajosa, añádele un poco más agua.

  5. 5

    Toma cinco de los papeles que remojaste y quítales el exceso de agua. Colócalos sobre la mesa en una línea y pon un poco de la mezcla de harina en cada uno de ellos. Deja un espacio de dos pulgadas arriba y abajo de cada papel. Luego, agrega la cantidad que desees del relleno de carne sobre la mezcla.

  6. 6

    Enrolla los papeles de un lado hacia el otro y dobla la parte de arriba y de abajo. Mantén doblados los tamales hasta que hayas terminado toda la masa y el relleno.

  7. 7

    Coloca los tamales en una cacerola grande con el cierre hacia abajo y llena el recipiente hasta la mitad. Agrega el caldo hasta cubrirlos totalmente y cocínalos por una hora y media. Si tienes más tamales, cocínalos de la misma forma que los primeros.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles