El colesterol en los camarones contra el de la carne

Escrito por pia grant | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
El colesterol en los camarones contra el de la carne
Tanto los camarones como la carne contienen colesterol. (Succulent Steak and Shrimp on the Barbecue image by Andy Dean from Fotolia.com)

El colesterol desempeña una función necesaria en un buen estado de salud y tu cuerpo produce lo suficiente para tus necesidades. Sin embargo, cuando tienes excesos en tu dieta, corres el riesgo de tener colesterol alto y sus condiciones relacionadas, incluyendo enfermedades del corazón. Si bien los camarones y la carne contienen colesterol, las cantidades varían, y los factores como con cuánta frecuencia los comes y cómo los preparas elevan tus posibilidades de tener colesterol alto.

Otras personas están leyendo

Sobre el colesterol

El colesterol es una sustancia cerosa presente en todo el cuerpo, que juega un papel importante en la producción de hormonas, la protección de los nervios y la función celular normal. Cuando consumes productos de origen animal, tales como mariscos, carne de res, cerdo y aves de corral, consumes el colesterol en estos alimentos. También hay una conexión entre una dieta alta en grasas saturadas, que se encuentra en los productos animales y el colesterol alto. FamilyDoctor.org recomienda limitar la ingesta de colesterol total inferior a 300 mg por día, y los U.S. Department of Health and Human Services recomiendan comer 5 onzas (142 g) o menos de carne, pescado o aves por día en una dieta baja en colesterol.

Camarón

El camarón es moderadamente alto en colesterol y contiene más que otras variedades de pescados y mariscos. En una ración de 3 onzas (85 g) de camarones, podrás consumir 214 mg de colesterol, mientras que la mitad de un filete de salmón cocido contiene 135 mg. A menudo se recomiendan los mariscos como una opción de proteína saludable, pero si estás en una dieta estricta baja en colesterol, el camarón debe ser limitado y sólo debes comerlo en ocasiones. La American Heart Association recomienda consumir dos porciones de pescado a la semana para una buena salud cardiaca, y recomienda incluso camarones con respecto a otros productos de origen animal debido a su menor contenido de grasa.

Carne roja

La carne roja tiende a tener más grasa y colesterol saturados que otras opciones de proteínas. Partes de órganos, como el hígado, el cerebro y los riñones, son particularmente altos en colesterol. Una ración de 3 onzas (85 g) de hígado de res contiene 324 mg de colesterol. El corte de la carne y cómo se prepara hace la diferencia. Elegir cortes más magros reducirá el contenido de grasas saturadas, así que la carne molida magra, el solomillo, el filete redondo, el lomo asado y el lomo o mandril se recomiendan. Para el cerdo, los cortes con menos grasa incluyen el corte de jamón del centro, el lomo y las chuletas. Se recomienda preparar las carnes cortando toda la grasa visible y asarlas a la parrilla en lugar de freírlas para bajar el colesterol.

Aves de corral

Las pieles de las aves de corral son altas en grasas saturadas y deben eliminarse preferentemente antes de cocinar, pero pueden ser removidas antes de comer si la cocción las requiere. El pollo y el pavo son mejores opciones que el ganso o el pato, que tienden a ser más altos en grasa y colesterol. Mientras que la carne de la mitad de un pato contiene 197 mg de colesterol, 1 taza de carne de pavo contiene sólo 106 mg.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles