Cómo colgar unos cuernos de ciervo

Escrito por penny porter Google | Traducido por juan ignacio ceviño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo colgar unos cuernos de ciervo
Aprende cómo los taxidermistas cuelgan los cuernos de los ciervos. (antlers on white image by Michael Drager from Fotolia.com)

Los cazadores gastan cientos de dólares al año en etiquetas, permisos, licencias y suministros básicos de caza. Además de estos costos, un cazador exitoso debe gastar mucho más en monturas para exhibir sus trofeos. Colgar sólo los cuernos de un ciervo como trofeo proporciona una alternativa para ahorrar dinero en soportes y montajes europeos, incluso de los modelos más baratos. Los cazadores pueden hacer sus propios montajes de astas de ciervo y evitar por completo los altos costos de un taxidermista.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una sierra para cortar huesos
  • Polvo de bórax
  • Agua
  • Un taladro
  • Brocas para taladros
  • Una placa de montaje
  • Un destornillador eléctrico
  • Dos tornillos de siete centímetros (3 pulgadas) para madera
  • Un equipo de soporte para montaje de astas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Corta los cuernos y parte del casquete de la cabeza del venado. Debes utilizar la tapa del cráneo para montar los cuernos en una placa. Coloca la cabeza del ciervo de manera plana y haz un corte recto en el cráneo, aproximadamente una pulgada (2,5 cm) por debajo de las astas. Realiza el segundo corte, usando la sierra de nuevo para cortar en ángulo a alrededor de una pulgada (2,5 cm) de las astas, y uniendo este corte con el primero.

  2. 2

    Elimina cualquier resto de piel y carne de la tapa del cráneo, con unos alicates o un cuchillo de caza. Cubre el resto de la tapa del cráneo con bórax. El bórax disolverá cualquier resto de piel y carne que no puedas cortar o arrancar. Deja reposar el bórax sobre la tapa del cráneo durante la noche.

  3. 3

    Limpia los restos del polvo de bórax y cualquier resto de carne o piel que hayan quedado sueltas. Deja que la tapa del cráneo se seque durante una hora.

  4. 4

    Perfora dos agujeros en la tapa del cráneo, que sean un poco más pequeños que el ancho de los tornillos de madera de tres pulgadas (siete centímetros). Haz dos agujeros a la misma distancia de la placa de montaje, en el lugar elegido para montar las astas. Taladra los orificios sólo a mitad de camino a través de la placa de montaje y haz estos agujeros ligeramente más pequeños que el ancho del tornillo, como los anteriores.

  5. 5

    Fija los cuernos del venado a la placa de montaje con los tornillos para madera de tres pulgadas (7 cm). Introduce los tornillos por la tapa del cráneo y en los orificios de la placa de montaje. Aplica una ligera presión y gira los tornillos lentamente para que no se rompa o agriete el cráneo.

  6. 6

    Cubre la tapa del cráneo con un soporte de montaje, para ocultar los tornillos que sujetan los cuernos a la placa. Coloca el soporte de montaje sobre la tapa del cráneo para que quede a nivel de la placa. Corta los agujeros para los cuernos, si no tienen el tamaño suficiente para que los cuernos queden al ras con la placa. Para cortar los agujeros, sólo tienes que utilizar un cuchillo y cortar para hacerlos un poco más pequeños que la circunferencia del cuerno, con el fin de lograr un ajuste firme alrededor de éste.

  7. 7

    Fija el soporte de montaje sobre la tapa del cráneo. La mayoría de soportes de montaje vienen con tachuelas o tornillos decorativos para conectar a la placa. Fija el soporte según las instrucciones del empaque, usando las herramientas incluidas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles