Cómo colocar corchos en las botellas de vino

Escrito por elaine davidson | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo colocar corchos en las botellas de vino
Es relativamente fácil colocar tapones de corcho en las botellas de vino, pero lo más divertido es sacarlos. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

El proceso para colocar tapones de corcho en las botellas de vino puede ir desde algo tan sencillo como poner uno a uno de forma individual hasta hacerlo mediante un costoso y sofisticado sistema que embotelle los vinos para la venta en el mercado. Los corchos pueden ser de corteza de roble natural importado de Portugal y España, o pueden estar hechos de plástico extruido fabricado frecuentemente en Europa o en Estados Unidos. Este artículo se enfocará en cómo colocar el corcho manualmente.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Corchos
  • Botellas de vino
  • Colocador manual de corchos o vertical con soporte
  • Metabisulfito de potasio

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige tus botellas.

    Elige aquellas botellas que tengan una abertura de ¾ de pulgada (1,90 cm). No todas las botellas de vino se han diseñado para ser tapadas con corchos; en algunas se usa tapas con rosca.

  2. 2

    Compra los corchos.

    Compra corchos que estén hechos de corteza de roble natural en una tienda de suministros para la elaboración de vinos. Elige corchos de plástico sólo si compras o alquilas un colocador de corcho vertical. De otra manera no podrás hacerlo con los manuales. Procura observar que los corchos estén rectos para un mejor sellado. Elige el grado del corcho según el tiempo que desees almacenar el vino.

  3. 3

    Prepara los corchos.

    Prepara los corchos remojándolos o cociéndolos al vapor para que sea más fácil insertarlos en las botellas. Remójalos durante la noche en una mezcla de 3 cucharadas de metabisulfito de potasio en un galón (3,750 l) de agua fría. O vaporízalos de uno a tres minutos en una olla de agua hirviendo que ya hayas retirado de la estufa. No excedas el tiempo de cocción, los corchos se ablandarán demasiado y pueden deteriorarse con mayor facilidad cuando se almacenen.

  4. 4

    Compra o alquila un colocador de corchos.

    Puedes comprar o alquilar una colocador de corchos en una tienda donde se vendan suministros caseros para elaborar vino. Los colocadores comprimen los corchos y los insertan en la botella en un solo movimiento. Coloca el corcho en el dispositivo, procura que la botella esté estable y tira de la palanca. Los colocadores manuales son buenos, pero el proceso es laborioso. Si vas tapar más de 24 botellas, utiliza uno vertical con soporte para hacer el trabajo más rápido y más fácil.

  5. 5

    Asegura un buen sellado.

    Una vez que hayas tapado las botellas, mantenlas de pie durante dos o tres días para asegurarte un buen sellado. Luego almacénalas de manera que reposen a los costados para que el vino toque los corchos. Esto los mantendrá húmedos y evitará la desecación y agrietamiento.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de tener el tipo adecuado de botellas. Los vinos que usan tapas de rosca no tienen el tamaño correcto, ni el cuello largo para acomodar el corcho.
  • Considera alquilar un equipo para tapar las botellas en lugar de comprarlo. Así, podrás obtener un colocador de corchos más caro, que hará el trabajo más rápido y fácil.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles