Cómo colocar tejas en un cobertizo con techo inclinado

Escrito por bob haring | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo colocar tejas en un cobertizo con techo inclinado
Con la técnica adecuada, puedes tomar la obra en tus manos. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Los cobertizos suelen fijarse a la pared o el techo de una casa o garaje con un techo con una pendiente que se inclina lejos de la estructura donde se apoya. Lo ideal es que se cubran de tejas para que su apariencia se iguale a la del resto de la casa. Usa una cinta métrica de construcción para tomar las medidas generales del techo de tu cobertizo y determina entonces cuántas tejas necesitarás. Por lo general, se venden en paquetes pensados para cubrir aproximadamente 100 pies cuadrados (9.29 metros cuadrados). Las tejas de asfalto de acabado estándar (tejas compuestas) a menudo se conocen como de "tres pestañas", ya que cada pieza tiene un borde recto y otro con tres pestañas que sirven de solapa para sostener la teja que está más abajo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tapajuntas de metal (para crear un borde de goteo y para cubrir las uniones por encima del revestimiento asfáltico)
  • Cemento para techos
  • Martillo
  • Clavos de aislamiento para techo
  • Tijeras de hojalatero para metal (opcional)
  • Cubierta o membrana asfáltica para techo
  • Engrapadora
  • Tiralíneas de tiza
  • Tejas
  • Navaja
  • Clavos para tejas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Instala una pieza de tapajuntas de metal como borde de goteo en los tres bordes abiertos del techo. Para crear un borde de goteo, dobla la pieza de metal a 90 grados de modo que un lado plano vaya encima del techo y el otro quede en un lado y baje con un labio sobre el borde para forzar al agua de la lluvia que se escurra y caiga del techo. Coloca el borde de goteo —antes que las tejas— en la parte inferior del techo comenzando en una esquina. Aplica una capa de cemento para techos debajo y luego clava la pieza de metal con un martillo y unos clavos que sirvan para aplicar este tipo de material de aislamiento. Si es necesario, no dudes en superponer secciones y recuerda trabajar en una dirección diferente a la del viento predominante. Si necesitas recortar el tapajuntas, usa tijeras de hojalatero que te permitan manipular la lámina tapajuntas de metal.

  2. 2

    Coloca un revestimiento asfáltico, ya sea una cubierta o membrana para techos o una capa u hoja de chapopote. Aplica este material de manera horizontal sobre el techo y el borde de goteo. Engrapa revestimiento asfáltico que estés utilizando a la base del techo. Superpón una segunda fila de cubierta —u hoja de chapopote— al menos unas 6 pulgadas (15 centímetros). Coloca otra pieza de tapajuntas que te sirva como borde de goteo a los lados, directamente sobre la cubierta asfáltica u hoja de chapopote comenzando en una zona superpuesta en la esquina inferior de la tira. Clava el borde de goteo a más o menos cada pie de distancia (30 centímetros). Recuerda acomodarlo de modo que quede al ras con la parte superior del techo.

  3. 3

    Coloca piezas de tapajuntas dobladas encima del techo, justo donde este se une con el cuerpo del cobertizo y con la estructura de la que se apoya. Asegura las piezas a la estructura adyacente o al cuerpo del cobertizo por debajo del techo y por encima de las uniones. De hecho, lo ideal es que retires el revestimiento de madera o las tejas de la estructura adyacente para poder fijar y sellar el cobertizo adecuadamente. Pon una capa de cemento sobre todos los trozos de tapajuntas que coloques en estas zonas. Recuerda clavarlas a una distancia de cada pie (30 centímetros) y superponer el borde lateral en la parte de arriba.

  4. 4

    Traza líneas de tiza horizontales y verticales sobre el revestimiento asfáltico para hacer líneas rectas de guía para colocar las tejas. Recorta las pestañas en cada teja con un cuchillo. Prepara de una vez las tejas suficientes para hacer una fila por debajo de la parte volada del techo. Clava estas piezas de abajo hacia arriba de modo que el borde quede terminado y parejo. Clava esta fila con clavos espaciados de acuerdo con lo recomendado por el fabricante de las tejas con las que estés trabajando.

  5. 5

    Añade una segunda fila de tejas con las pestañas superpuestas sobre la primera fila. Sigue las recomendaciones del fabricante para el caso de que algunas piezas queden "bailando" y no se alineen correctamente. Generalmente deberás cortar 6 pulgadas (15 centímetros) de cada teja o eliminar un pestaña para empezar o terminar la segunda fila y repetir este ajuste en la tercera fila. Podrás volver a colocar tejas completas hasta la cuarta fila, así que debes recordar que solo cada tres filas, las tejas se alinearán correctamente (ten en cuenta que esto varia de acuerdo con la profundidad del techo que intentas cubrir).

  6. 6

    Termina de colocar las tejas en el resto del techo. Si quitaste algunas tejas o piezas del revestimiento de madera de la construcción adyacente para unir el techo del cobertizo, coloca las tejas hasta por debajo de las tejas viejas y por encima del revestimiento o retira unas cuantas más para ajustar el tejado herméticamente. Si el tejado de tu cobertizo está unido al de otra construcción por medio de las tejas o el revestimiento de base, "sube" la última fila de tejas sobre el tapajuntas, clávala en su lugar y séllala con cemento para techos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles