DESCUBRIR
×

Colores que se ven bien con el ladrillo

Actualizado 21 noviembre, 2016

El ladrillo se utiliza como elemento principal de diseño exterior para el hogar, por su practicidad y durabilidad. Su uso en interiores puede ser por estas razones o por su estilo específico y su encanto. Si estás buscando complementar el exterior de ladrillo rojo de tu casa o decorar una habitación con una pared de ladrillos a la vista o chimenea, las opciones de color jugarán un papel importante en el resultado de tu proyecto. Aprende qué colores se ven mejor con el distintivo color rojo-marrón del ladrillo y el aspecto que se puede lograr con ellos.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Delicado

Los complementos naturales del ladrillo rojo incluyen tonalidades pálidas de amarillo, rosa melocotón, colores y matices de color rojo anaranjado. Junto con acentos suaves, estos colores calmantes crearán un espacio melódico con el ladrillo, contribuyendo con el aspecto rústico. El blanco y el color crema también son complementos naturales, a pesar de su neutralidad ofrecen menos en este sentido. Para mayor contraste, considera el azul grana, azul suave o el verde fresco. Los tres complementan al rojo ladrillo sin elevar su dramatismo; a pesar de que crean una dimensión en la sombra y color.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Tradicional

La decoración con colores cálidos como los rojos, naranjas y marrones se adapta al ladrillo rojo bastante bien. El marino, un contraste rico pero convencional, es un socio ideal para una pared de ladrillo rojo interior con mortero blanco. Peter McNeel del "American Chronicle" lo llama una "apuesta segura" y sugiere que los acentos en marino, como las alfombras y las cortinas sean utilizados a lo largo de la habitación. El tostado también funciona bien con el ladrillo, particularmente un ladrillo rojo con lechada de color canela, ya que los blancos y los blancos apagados salen del ladrillo como la característica principal en una habitación.

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Elegante

Se puede lograr un aspecto clásico y elegante para un exterior de ladrillo, con una combinación de oponer neutrales y metales; pintar una puerta de color negro con detalles en blanco y molduras de latón, por ejemplo. Esto puede ser fácilmente traducido a un espacio interior con ladrillos a la vista. El ladrillo tiende a tener un toque de negro o blanco, lo que hace a la combinación en blanco y negro un complemento obvio y la combinación de los dos es eternamente llamativa. Los metales pueden ser introducidos con decoración de la pared colgando directamente del ladrillo. Para aumentar el aspecto elegante incluye muebles de lujo y detalles sofisticados, como una araña.

Thinkstock/Stockbyte/Getty Images

Contemporáneo

La decoración contemporánea está parcialmente caracterizada por las opciones de colores llamativos. En la casa, una pared de ladrillos a la vista de color rojo se puede combinar con cercetas o azules; estos colores complementarios proporcionan un contraste contra el ladrillo. Para acentuar el gris de la lechada del ladrillo de una manera moderna, pinta las paredes circundantes en un tono similar de color gris. Los exteriores de ladrillo pueden ser contemporáneos con un color atrevido, como una puerta de color púrpura oscuro que se compense con una moldura de la puerta en un color más claro que coincida con el mortero. Siempre usa pedazos de pintura o muestras, experimentar con colores salvajes puede ser divertido, pero también es difícil.

Martin Poole/Digital Vision/Getty Images