Cómo comenzar un negocio de máquinas expendedoras sin adquirir una franquicia

Escrito por chris miksen | Traducido por gonzalo javier martinez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo comenzar un negocio de máquinas expendedoras sin adquirir una franquicia
Las máquinas expendedoras son una alterntiva de inversión muy barata. (Ryan McVay/Photodisc/Getty Images)

Un negocio de máquinas expendedoras generalmente requiere una menor inversión de capital que otros negocios, en su mayor parte en efectivo, lo cual lo hace más atractivo para los potenciales emprendedores. Desafortunadamente, las grandes compañías lo han notado y aprovechan para atraer a las personas a adquirir una franquicia. Mientras que ello puede ser una alternativa viable para otro tipo de negocios, no lo es para los potenciales dueños de máquinas expendedoras. A diferencia de otros negocios, como los restaurantes que requieren una inversión inicial de alrededor de US$100.000, tú puedes comenzar tu negocio de máquinas expendedoras con algunas máquinas y luego expandir el negocio.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Compra máquinas usadas. Si estás comenzando en el negocio de las máquinas expendedoras y no cuentas con un gran capital, las máquinas usadas pueden ahorrarte mucho dinero, del 50% al 70% del valor de una máquina nueva. Evita comprar máquinas usadas en linea, a menos que hayas realizado negocios previamente con el vendedor. Inspecciona minuciosamente la máquina antes de comprarla, asegúrate que funcione el receptor de dinero, que dé el cambio correctamente, que brinde el producto correcto y que la parte electrónica, de luces y refrigeración funcione adecuadamente.

  2. 2

    Compra una o dos máquinas para comenzar. Ubícalas y obtén una idea del camino a seguir: cuántos productos necesitarás, cuánto costará y si la ubicación te brindará ganancias. Una vez que la máquina comience a obtener beneficios regulares, compra otra máquina.

  3. 3

    Investiga las ubicaciones antes de instalar tus máquinas. Una mala ubicación puede estancar tu negocio. Cuando compres una máquina, tu objetivo inmediato es recuperar el dinero que has invertido en ella. Investiga el tráfico de la ubicación, el tipo de gente que visita esa área y la existencia de competidores cerca o en esa misma ubicación. Un gimnasio, por ejemplo, es una ubicación de primera para el negocio; sin embargo, una máquina que expende gaseosas en un gimnasio no funcionará tan bien como una que expenda bebidas energizantes o isotónicas.

  4. 4

    Mantén las máquinas tú mismo. Pagar el salario a otra persona es uno de los mayores costos de un negocio. Si estás comenzado con una, dos, o incluso hasta diez máquinas, puedes prescindir de los empleados. Arreglar las máquinas tú mismo no te llevará más de 15 a 20 minutos por máquina en un máximo de dos veces por semana.

Consejos y advertencias

  • Si no estás familiarizado con las máquinas expendedoras y no sabes cómo arreglarlas, quizás debas comenzar comprando máquinas nuevas. Las máquinas usadas se romperán, pero el costo adicional puede evitarse si sabes cómo arreglarlas. Cuando ubiques tus máquinas, probablemente debas abonar una comisión al dueño del lugar. Es una práctica muy común, pero evita pagar más del 10% de los ingresos totales de la máquina.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles