Cómo comenzar una terapia del habla en casa

Escrito por deborah dera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Los niños con problemas del habla requieren una considerable cantidad de atención especial. Aunque usualmente reciben atención individualizada en la escuela, a menudo es difícil sostener un programa de terapia del habla en la casa, especialmente cuando no se encuentra un terapeuta del habla disponible. Tú puedes comenzar tu propio programa casero de terapia del habla, siguiendo estos pasos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • El reporte de PEI (Programa de Educación Individualizada) de tu hijo.
  • Un libro de texto de la terapia del habla.
  • Herramientas profesionales del lenguaje, tales como libros y juegos.

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Encuentra un libro de texto acerca de la terapia del habla. Como padre, querrás tener acceso al mismo tipo de materiales educacionales que tu terapeuta esté usando. El libro de texto “Enséñame a decirlo bien” es popular y muy conocido (ver Recursos), aunque existen otros en el mercado. Pídele al terapeuta de tu hijo que te recomiende un libro que tú puedas utilizar.

  2. 2

    Consigue la evaluación PEI para tu hijo. Si tu hijo se encuentra dentro de un programa formal de terapia del habla, es probable que haya realizado una evaluación PEI. Obtén una copia de ese reporte y léela tan a menudo como te sea posible. El reporte subrayará de qué manera son percibidas las dificultades de habla y lenguaje de tu hijo, qué metas han sido propuestas para tu hijo y qué habilidades debería trabajar.

  3. 3

    Ordena algunas herramientas profesionales de terapia del habla y del lenguaje. Éstas incluyen libros, juegos y otros instrumentos que a menudo son utilizados por terapeutas profesionales con el fin de hacer que este tipo de terapias sean divertidas para los niños. Pide recomendaciones al terapeuta de tu hijo. A menudo es muy útil tener en casa algunas de las mismas herramientas que son utilizadas en la escuela. Al hacer esto, te asegurarás de que tu hijo no sufra un retroceso al tener que aprender una nueva rutina.

  4. 4

    Asegúrate de que tu hijo esté aprendiendo acerca de las figuras retóricas y cómo usarlas. Para el niño es importante aprender que las personas no siempre quieren decir lo que dijeron literalmente. Comprender qué son las metáforas, por qué las personas las usan y cómo deben usarse, le evitará confusiones a tu hijo mientras aprende a comunicarse más efectivamente. Este es un aspecto importante en el programa de una terapia hogareña, ya que la mayoría de los terapeutas profesionales no dedican mucho tiempo de calidad a esta área.

  5. 5

    Háblale a tu hijo tanto como puedas, aunque suene tonto. Usa palabras para describir cada acción u objeto que encuentres. No permitas que tu hijo señale los objetos que desea, sino que procura que repita las palabras y nombres también. Lee libros, juega y haz miles de preguntas con respuestas abiertas. Cuanto mas hables, mas aprenderá tu hijo acerca de la comunicación.

Consejos y advertencias

  • Trabaja en conjunto con el terapeuta profesional de tu hijo para asegurarte de que tu terapia hogareña complementa el trabajo que se está realizando en la escuela.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles