Comer carnes magras cuando intentas bajar de peso

Escrito por sandi busch Google | Traducido por gabriela nungaray
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Comer carnes magras cuando intentas bajar de peso
Las aves de corral son una buena opción para la carne magra. (Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images)

Incluir carne en una dieta bien balanceada es una manera de obtener una cantidad suficiente de proteínas de alta calidad. No tienes que renunciar a la carne sólo porque estás tratando de perder peso. La clave es seguir con carnes magras porque contienen menos grasa total, así como una menor cantidad de grasas saturadas.

Otras personas están leyendo

Definición

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos define carne magra y extra magra de acuerdo a la cantidad de grasa que se encuentra en 3 oz. (85 g). La carne magra debe contener menos de 10 g de grasa total, incluyendo menos de 4,5 g de grasa saturada. Para calificarla como extra magra, 3 onzas deben tener menos de 5 g de grasa total y 2 g de grasa saturada.

Carne de res y cerdo

Busca cortes de carne etiquetados como "redondo" o "lomo", como el solomillo y chuletas de centro de lomo de cerdo. Recorta la mayor cantidad de grasa visible como sea posible y evita los métodos de cocción, como la fritura, que añaden contenido de grasa. De acuerdo con la Universidad de Medicina de Carolina del Sur, cuatro opciones de carne asada son buenas: el ojo redondo, punta de solomillo, redondo superior y redondo inferior. Una ración de 3 onzas (85 g) de cada uno proporciona 4,0 a 4,9 g de grasa total y 1,4 a 1,7 g de grasa saturada. El solomillo de cerdo y las chuletas de cerdo contienen 3,0 y 5,2 g de grasa total, respectivamente, con 1,0 a 1,8 g de grasa saturada.

Aves de corral

Asegúrate de mantener la carne tan delgada como sea posible mediante la eliminación de la piel y la grasa visible. Comparando el pollo con el pavo, encontrarás que la pechuga de pavo es la mejor opción, seguida de pechuga de pollo, muslos de pavo y piernas de pollo. Tres onzas (85 g) de pechuga de pollo sin piel proporciona 3,1 g de grasa total y 0,9 g de grasa saturada, mientras que una pechuga de pavo sin piel tiene 0,6 g de grasa total y 0,3 g de grasa saturada. Las piernas de pollo contiene 7,2 g de grasa total y 1,8 g de grasa saturada, mientras que las piernas de pavo son casi lo mismo que una pechuga de pollo, con 3,3 g de grasa total y 1,2 g de grasa saturada.

Pescados

El Consejo de Mariscos de Nueva York enumera más de 25 tipos de pescados que tienen menos grasa del 2,5 por ciento en 3 onzas (85 g). Las opciones, como el bacalao, la platija, la perca, el pargo rojo y camarón contienen 0,9 a 1,8 g de grasa total por cada 3 onzas (85 g). Son especialmente bajos en grasas saturadas, con sólo 0,1 a 0,3 g.

Lo importante para recordar sobre el pescado es que los ácidos grasos omega 3 son saludables para el corazón. El bacalao tiene 241 mg, el pargo rojo y el camarón contienen unos 293 mg, la perca tiene 405 mg y el lenguado proporciona 478 mg por porción. El filete de atún es otra buena opción. A pesar de que contiene 5,3 g de grasa total, también ofrece la friolera de 1.414 mg de ácidos grasos omega 3 por porción.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles